15/11/2018
Editoriales

19 de septiembre fecha fatídica para México IV, el Gobierno saca la “caja china”

Tal como lo informamos ayer a raíz del informe que dio el Subsecretario de de la Armada de México, Ángel Enrique Sarmiento, aclarando que en el Colegio Enrique Rébésamen, no había ninguna niña atrapada y mucho menos que se llamara Frida Sofía, se inició un grave enfrentamiento público entre Televisa y la Marina.

De inmediato en las redes sociales y medios de comunicación, acusaron a la televisora de montar lo que llamaron, “El reality de Frida Sofía o la desmesura mediática de Televisa”.

Obviamente esto no se iba a quedar así y en los noticieros de la tarde y noche, los periodistas de Televisa, Loret y la Maerker, iniciaron su arremetida presentado pruebas de que fue un alto mando de la Marina, el responsable de esa información, lavándose las manos como Pilatos, sacando las garras.

En pocas palabras los medios de comunicación publicaron que Televisa obligó a la Marina a ofrecer disculpas por el caso Frida Sofía y fueron los militares involucrados en proporcionar la información, el Oficial Mayor de la Secretaría de Marina, José Luis Vergara, y el Subsecretario de Marina, Almirante Angel Enrique Sarmiento, quienes afirmaron que tras darse a conocer la inexistencia de la niña “Frida Sofía”, presunta víctima en el colegio Enrique Rébsamen, “nunca ha estado el generar falsas expectativas, por lo que se ha compartido información de los rescatistas y análisis técnicos”.

Vergara, identificado por Televisa como la “fuente oficial” que les permitió transmitir durante 10 horas el posible “rescate” de la inexistente Frida Sofía, hizo pública una versión que lo confrontó con el subsecretario de Marina, el almirante Ángel Enrique Sarmiento, quien dijo que “no era real” el caso de la niña.

Ambos ofrecieron una conferencia de prensa tras el regaño en pantalla que protagonizaron los conductores de Televisa, Carlos Loret de Mola y Denise Maerker, en la emisión vespertina de Las Estrellas. El Almirante Sarmiento Beltrán explicó que la información fue difundida por la Marina con base en los reportes técnicos y el testimonio de los rescatistas civiles y de esta institución.

Todo empezó el martes en la noche cuando cámaras, micrófonos, drones, despliegue de rescatistas y algunos familiares se trasladaron hasta la escuela para observar “el milagro”, del rescate de una niña viva.

La primer televisora en llegar al colegio fue Televisa, que transmitió en vivo y por más de 20 horas continuas las labores de rescate que poco a poco se fue transformando en un reality show que terminó como un ejercicio de desmesura mediática y caos informativo. En las redes sociales fue captado afuera de la escuela el productor Pedro Torres, especialista en reality show.

La reportera de Televisa, Danielle Dithurbide, se convirtió en la principal conductora del enlace mismo que hizo por horas, de noche y día. De inmediato llegaron al lugar reporteros de TV Azteca, Imagen TV, Canal Once, decenas de medios internacionales, jóvenes reporteros de medios digitales y rescatistas que se sometieron al control de la Policía Federal y de la Secretaría de Marina que tuvieron el control de la escuela devastada.

Por eso en sus transmisiones nocturnas, Televisa fue el único medio que tuvo el privilegio de estar cerca de las labores de rescate en el Colegio Enrique Rébsamen, mientras el resto de los medios fueron alejados ante la zona acordonada y a cambio los conductores de alabaron la labor de la Secretaría de Marina que tomaba el control de facto de este espectáculo digno de un maratón televisivo, con llamados a la esperanza y la frase “Fuerza México” repetida hasta el cansancio.

A la hora del noticiario estelar de “Las Estrellas”, los conductores Denise Maerker y Joaquín López Dóriga, revivido en las pantallas de Televisa, concentraron el 90% del tiempo de transmisión en el suceso del “rescate de Frida Sofía”.

Para ellos, el caso del rescate de Frida Sofía del colegio Rébsamen se volvió en “el símbolo de la esperanza de México”. López Dóriga no mordió completo el anzuelo del reality show y dejó sola a Denise Maerker cuando también “guardaba silencio” como si estuviera en el sitio de rescate y no en un estudio televisivo.

Lo mismo hicieron Imagen TV, TV Azteca y Milenio TV, pero sin el acceso privilegiado y en primer plano a las labores de rescate y sin la desmesura de Televisa.

En su último reporte la reportera Dithurbide, afirmó que desde las 5 de la madrugada las labores de rescate “fueron suspendidas por completo, por lo frágil de la estructura”, y sólo hay un equipo de especialistas trabajando en los escombros de la escuela.

Los rescatistas civiles fueron desplazados. Ya nadie más en Televisa volvió a mencionar a la niña Frida Sofía, pero en TV Azteca, Hannia Novel, citando a la propia SEP, afirmó que en la lista de niños del Colegio Enrique Rébsamen no había ninguna menor que se llamara así.

La reacción en las redes sociales fue desde la decepción hasta la dura crítica a los medios de comunicación, en especial a Televisa, porque todo sonaba “perverso”.

A diferencia de las pasadas 73 horas desde que el sismo cimbró a la CDMX, el noticiero de las 2:30 PM, de este viernes no inició en el estudio pues la titular Karla Iberia Sánchez, lo hizo transmitiendo en vivo desde Jojutla, Morelos, dejando atrás la transmisión ininterrumpida que hicieron desde el plantel escolar.

 

xakitvo@gmail.com