18/Feb/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Enero 21 de 1769: nace en San Miguel el Grande (hoy San Miguel de Allende) Ignacio Allende, quien sería figura clave para la Independencia Mexicana. De buena posición social, Allende descendía de españoles y formaba parte del ejército realista, pero en Valladolid conspiró junto a Michelena y García Obeso en contra de la Corona española en el primer intento de iniciar una revolución. Descubierto el plan no se concretó, pero Allende siguió terqueando en el tema así que cuando fue invitado a las llamadas tertulias literarias de Querétaro por doña Josefa Ortiz de Domínguez, esposa del corregidor Miguel Domínguez, de inmediato se incorporó.

Allende era el líder del grupo que conspiraba en la casa de los Domínguez, sólo que cuando se invitó a Miguel Hidalgo, Allende cedió su espacio reconociendo el carisma y la inteligencia del cura de Dolores, Guanajuato. Allende fue avisado por su amigo y vecino Juan Aldama, hermano de Ignacio Aldama, a eso de las 2 de la madrugada del 16 de septiembre de 1810 que se había descubierto la Conspiración de Querétaro lo que precipitó el inicio de las hostilidades, pues se dio el grito en la Iglesia de Dolores en esa misma madrugada. Allende fue quien derrotó al ejército realista en la batalla del Cerro de las Cruces, y quería irse sobre la Ciudad de México, pero Hidalgo no estaba de acuerdo, y perdieron la gran oportunidad de acabar triunfantes la Guerra de Independencia rápidamente.

Se les vino el mundo encima tras la terrible batalla de Puente Calderón, porque fueron derrotados por el realista Calleja cuyo ejército era mucho más pequeño que el de los insurgentes, y Miguel Hidalgo se retiró del mando, quedando a la jefatura de la Insurgencia, Ignacio Allende. Sin embargo, en las Norias de Baján en Coahuila, fueron prendidos Hidalgo, Allende, Santa María, Aldama y todos los militares de alto rango. El 28 de junio de 1811 fue fusilado en Chihuahua, así como también fueron pasados por las armas todos los demás jefes de la insurgencia. La figura de Ignacio Allende es grande y poco conocida por falta de estudios más profundos.