09/Jul/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Mayo 28 de 1968: Se firma en Ciudad de México el Tratado de Cooperación Educativa y Cultural entre México y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Este tratado fue muy polémico, pues el 3 de febrero anterior se había realizado la llamada Marcha Estudiantil por la Ruta de la Libertad, organizada por el Centro Nacional de Estudiantes Democráticos para exigir la libertad de los presos políticos y una reforma universitaria, pero tres días después el ejército encarceló a sus dirigentes. El movimiento estudiantil estaba recargado de ideas comunistas y el presidente Gustavo Díaz Ordaz -político de línea dura- era un convencido de que ese sistema dañaba a nuestro país. Posteriormente hubo otros eventos que fueron elevando la temperatura entre el estudiantado nacional, como la liberación del líder guerrerense Genaro Vásquez Rojas, por parte de un comando guerrillero en Iguala, Guerrero, el 22 de abril anterior. Así que este Tratado se interpretaba desde varias ópticas: el gobierno había cedido ante las presiones de la URSS, o era sólo una justificación para combatir con fuerza estos movimientos políticos al haberles dado la oportunidad de encausarlos por el lado oficial. Posteriormente, el 15 de junio estalló una huelga en la UNAM de parte del sindicato de profesores, pero se soluciona rápidamente concediéndoles el 15% de incremento a su salario, generando inconformidades entre los trabajadores del país que pedían un incremento de emergencia a su salario. Pero el 29 de junio se suspendieron las clases en el IPN en protesta por las acciones policíacas de represión. Inmediatamente después, un grupo guerrillero quemó un aserradero en El Salto de Villegas, Chihuahua. Hasta que el 22 de julio inició un enfrentamiento entre grupos estudiantiles interviniendo un cuerpo de granaderos en las vocacionales 3 y 5 del IPN, provocando un descontento general, que es considerado el inicio del movimiento estudiantil de ese año, que marcó para siempre la historia del México moderno, al perpetrarse la matanza de Tlatelolco el día 2 de octubre. Los análisis posteriores contienen varias hipótesis, que van desde una reacción de Estados Unidos por la firma del Tratado que hoy recordamos; la oportunidad de manchar las olimpíadas de México 68 que se celebraría en nuestro país; hasta el apoyo a los estudiantes de las fuerzas comunistas fortalecidas por el Tratado; sin dejar de lado la influencia del movimiento estudiantil internacional iniciado en Francia. En fin, se trata de un galimatías que hasta la fecha no ha quedado claro su origen, sólo estamos ciertos de la carnicería mencionada. Hoy recordamos ese acto