12/Dec/2019
Nacional

Con el debate ganó la militancia y este 11 de agosto cambiaremos la historia del PRI: Ivonne Ortega

Ciudad de México.- “Invito a mis compañeros candidatos a que aceptemos abrir las puertas de nuestros domicilios en nuestros Estados a la prensa, yo de antemano les digo que con todo gusto los recibo en Dzemul, Yucatán”, expresó la candidata a la presidencia nacional del CEN del PRI, Ivonne Ortega Pacheco.

  Ante una pregunta de la militancia, la ex gobernadora de Yucatán dio a conocer que a la fecha su campaña lleva erogados un total de $1´443,000.00 pesos. Los otros candidatos no informaron sobre este tema, a pesar de que fue una pregunta expresa.

  En el rubro de propuestas, dejó en claro que el PRI “no es el que Ivonne Ortega ni el que Pepe Alfaro quieran”, por lo que lo primero que harán al ganar la elección del 11 de agosto y rendir la protesta estatutaria, será “convocar a una gran Asamblea Nacional” que se realice en todos los municipios del país, y en la que “los militantes decidamos juntos qué partido queremos”.

   “Necesitamos definir qué PRI queremos, qué causas vamos a enarbolar y defender, sobre todo necesitamos un partido al que vuelva el asambleísmo real, que los seccionales se integren a los consejos políticos, y que los consejos políticos sean convocados no sólo cuando haya que emitir una convocatoria ni cuando haya que pedir un préstamo”, dijo.

  Abundó que para conocer el sentir y la opinión de la militancia, los Consejos Políticos Municipales deberán sesionar “al menos una vez al mes”, los Estatales “por lo menos una vez cada dos meses” y el Nacional “al menos una vez cada tres meses”. “Pepe Alfaro y yo lo tenemos claro: el que pregunta no se equivoca, por eso vamos a preguntar y a escuchar a la militancia”.

  El principal problema que tiene el partido, comentó, tiene nombre y se llama cúpula y acuerdos cupulares. El partido dejó de escuchar a su militancia. Se dejó de reconocer el verdadero liderazgo, el territorio, el de nuestros seccionales, de las colonias, y se privilegió el compadrazgo y el amiguismo. 

   “Los compadrazgos y amiguismos trajeron corrupción e impunidad”. Por eso ahora cuando uno dice soy priista hay gente que nos dice “eres rata”. “Imagínense cómo se siente un líder de colonia o de manzana que nunca ha tocado un centavo del dinero público pero carga con esa imagen por culpa de unos cuantos”, indicó.

  Por eso proponemos un partido de territorio y no de escritorio, expresó, y enlistó a pregunta de los moderadores tres conceptos clave: 

   “Reconozcamos el liderazgo, el trabajo de base, el trabajo social; Denunciar los actos de corrupción de quien sea, llámese como se llame, apellídese como se apellide y tenga el cargo que tenga”; y Al momento de elegir candidatos, hay que dejar que todos quienes quieran participar se puedan inscribir. Sin viejas mañas ni candados”, acotó.

  Sobre las carteras del CEN, señaló que podemos tener muchas carteras, pero si no tienen el respaldo que requieren, no son operativas. 

  “Al partido le hace falta ocuparse de temas específicos que la sociedad demanda, como el medio ambiente, la diversidad sexual, el urbanismo que cada día urge más a esta ciudad y a todas las ciudades del país, pero más que crear carteras, hay que darle fortaleza suficiente a todos los que representan esos temas en el partido”. 

   “Hay que dar la responsabilidad de dirigir esas causas a quienes las representan, las viven y luchan por ellas de verdad, no designar a amigos o compadres, eso debe quedar atrás”, comentó.

  Denunció el intento de elección de Estado que se pretende hacer en Oaxaca, donde desde la Secretaría de Elecciones del Comité Directivo Estatal se están nombrando a funcionarios de casilla y de órganos auxiliares de la elección a personas afines al candidato de la cúpula Alejandro Moreno y a Lorena Piñón, e incluso los representantes de casilla de estos candidatos están siendo designados por la propia dirigencia, para lo cual ofreció rueda de prensa aparte.

  Al concluir el debate, hizo un llamado a la militancia a no dejarse intimidar y a tomar en sus manos la gran oportunidad de cambiar la historia del PRI.

 Lo que se juega este 11 de agosto es el futuro del PRI, y la cúpula tiene miedo, por eso amenaza, presiona y prohíbe. “Pero yo les digo: si los presionan para ir a votar, vayan a votar pero voten en libertad, si les dan un regalo a cambio de su voto, agárrenlo, pero voten por quien verdaderamente representa al partido que quieren”.

   “Seguramente al terminar este debate la cúpula volverá a hacer despliegues de publicidad y fuerte inversión en redes sociales para decir que ganó. Pero quien ganó con este debate es la militancia, y en sus manos está que este 11 de agosto cambiemos la historia del PRI”, concluyó.