10/Apr/2020
Editoriales

El INSABI en NL: Fortalecer el H. Universitario y reconstruir el H. Metropolitano

 

Los recursos aplicando criterios de la IVT a finanzas estatales

 

Según las cifras oficiales hasta el 2019 había en Nuevo León 1 millón 174 mil afiliados al Seguro Popular (SP) que desapareció a partir de enero de este año. Había también 1 millón 839 mil personas sin ningún tipo de seguridad social y, según las cifras alegres del gobierno federal anterior, unos 4.7 millones de derechohabientes del IMSS.   El Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI),  tendrá que hacerse cargo de la salud y la atención de esos más de 3 millones de personas que o estaban en el SP o no tienen seguridad social.

  Para lograr eso es y evitar un colapso en el sistema de salud estatal y una emergencia,  se debe recuperar el Hospital Universitario (HU) del proceso de privatización paulatina a que lo llevaron los gobiernos neoliberales sobre todo en los últimos 20 años y, al mismo tiempo, realizar inversiones por unos 1000 millones de pesos (mdp),  al menos,  en el Hospital Metropolitano (HM), para hacerlo también de tercer nivel y mejorar todas sus  instalaciones.  

  Por supuesto,  además debe fortalecerse la red de Centros de Salud y hospitales que existen e iniciar de inmediato la construcción de otros.   En el caso de HU hay que saber que de los 1,563 mdp que tuvo de presupuesto el 2019;  1023 mdp provinieron de los gobiernos estatales y federal y que sólo 400 mdp vinieron de “ingresos propios” con el cobro de servicios médicos s particulares.   En el caso del H. Metropolitano sólo se sabe que se le han prometido inversiones por 222 mdp como la última vez que fue el 2018,  para rehabilitar su fachada, el área de urgencias, de trauma, laboratorios, etc, mismas que no se han cumplido.  No se sabe cuál es su propuesto anual pues este aparece perdido entre las cifras del gobierno estatal.  El gobierno del estado puede muy bien realizar esas inversiones por 1000 mdp en el HM y también proveer de unos 400 mdp adicionales al HU para sustituir las “ganancias” del proceso de privatización que llevaba ese legendario hospital.  

  Decimos esto porque hay “mucha tela de donde cortar”  en,  por ejemplo: El presupuesto total del gobierno estatal aumentó de 101 a 105 mil mdp entre 2019 y 2010. La nómina o servicios personales aumentaron de 14,624 mdp a 17,992 mdp. Estos “servicios personales” incluyen, por supuesto, los altos sueldos y prestaciones de los altos funcionarios donde hay mucha tela de donde cortar.  Igualmente existe un rubro por demás sospechoso, el llamado gasto en “Desarrollo Social”;  que aumentó de 52,730 mdp en 2019 a 55,288 mdp en el 2020.   

  Otro rubro también sospechoso es el de “servicio de deuda”, al  que se le destinaron 11,185 mdp en el 2019 y de todos modos la deuda aumentó, de ese año al 2020, de 45,193 mdp a 49,711 mdp.  Es decir, entre más se paga esa deuda,  más crece.  Los banqueros han impuesto al gobierno también algunas “restructuraciones” cuyo costo nunca es menor de 10, 000 mdp., como la realizada entre 2016 y el 2019.  NO hay que olvidar que si bien, como dice  el presidente AMLO;  “los delincuentes son niños de pecho comparados con los políticos”; los políticos son niños de pecho comparados con los banqueros. 

   Auditando todos estos rubros que mencionamos podremos rescatar varios miles de millones de pesos para darle al INSABI en Nuevo León, que busca dar todos los servicios médicos y medicamentos gratuitos a los casi 3 millones que no tienen IMSS ni ISSSTE ni ISSSTELEON en Nuevo León,  el control no sólo el HU y el HM, sino varios más y todos los recursos necesarios para llevar a cabo su misión.