21/05/2018
Editoriales

Confesionarios

 

 

En 1914 un gobierno revolucionario provisional a cargo del general lampacease Antonio I. Villarreal permitió que sus soldados quemaran los confesionarios (foto), y luego demolieran el templo de San Francisco.  Foto previa al incendio, tomada de Artes Visuales    Texto: LEB