11/Dec/2019
Editoriales

Un error en el nombre

 

Picasso fue nombrado en 1936 director del Museo del Prado, pero nunca llegó a tomar posesión del cargo.

El decreto de su nombramiento, firmado por Manuel Azaña y por el ministro de educación pública y bellas artes, Jesús Hernández Tomás, y publicado por La Gaceta de Madrid (antecesora del Boletín Oficial del Estado), contenía un error en los apellidos del artista malagueño: “De acuerdo con el Consejo de Ministros y a propuesta del de Instrucción Pública y Bellas Artes, Vengo en nombrar director del Museo del Prado a D. Pablo Picasso Ruiz (sic). Dado en Madrid a diecinueve de septiembre de mil novecientos treinta y seis”.

Nota: a Pablo Ruiz Picasso, quien se llamaba realmente Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso, ya no le interesó la dirección del Museo, y continuó con su creativa carrera, para beneficio de los admiradores de su arte.