19/09/2018
Editoriales

Junio 27 de 1906: Nació en la hacienda Santa Fe, de Villaldama, NL, Timoteo L. Hernández Garza, quien sería insigne maestro e historiador

 

Junio 27 de 1906: Nació en la hacienda Santa Fe, de Villaldama, NL, Timoteo L. Hernández Garza, quien sería insigne maestro e historiador. Hijo de Aniceto Hernández Sauceda y María Luisa Garza Flores. Estudió su educación primaria en su pueblo y en Monterrey continuó hasta egresar primero de estudios comerciales y posteriormente de la Escuela Normal para profesores, en tiempos del director Plinio D. Ordóñez, en el año de 1926.

   Vale mencionar que Timoteo ejerció su vocación magisterial empíricamente desde los 16 años, antes de terminar la Normal. Y al término de sus estudios, trabajaba como profesor de escuela primaria (Escuela Miguel F. Martínez de 1922 a 1924), como director de la Escuela de Comercio y Administración junto al maestro Humberto Ramos Lozano, de la Escuela Secundaria número Uno, Moisés Sáenz Garza; como inspector de zona (de 1932 a 1945), y como Director General de Educación de 1961 a 1967.

   Fue catedrático de la Escuela Normal Miguel F. Martínez en 1954 y Director de la misma de 1969 a 1972; además fue maestro y catedrático de la Escuela Normal Superior del Estado. El maestro Timoteo fue secretario general de la sección 50 del SNTE de 1946 a 1949; Regidor, Oficial mayor y Secretario del ayuntamiento de Monterrey de 1937 a 1938. Es considerado como uno de los más destacados maestros del siglo XX, y además dedicó parte de su vida al estudio de la historia de nuestro Estado. Fue fundador de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística en 1942, la que dirigió por dos décadas, de 1942 a 1965.  Recibió en vida reconocimientos diversos como el que en Guadalajara Jalisco le dieron en 1973, la Medalla Altamirano, por sus 50 años de profesor.

  Recibió la medalla capitán Alonso de León al mérito Histórico. Recibió diversas ofertas para irse a trabajar a la ciudad de México, pero él prefirió quedarse a educar a nuevoleoneses. Murió el 15 de julio de 1984 y en Villaldama hay una calle que lleva su nombre.