Local

Busca María Elena Chapa que mujeres tengan acceso a Consejos de Administración en las empresas

Con el fin de que el grupo más numeroso del País que son las mujeres, tengan acceso en igualdad de circunstancias a los puestos de dirección y gobierno en Consejos de administración en las empresas mexicanas, la ex Senadora de la República, María Elena Chapa y Rosa Nelly Treviño, ambas especialistas en el tema, participaron y elaboraron una iniciativa de ley para reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley General de Sociedades Mercantiles y la Ley de Mercado de Valores, que ya hicieron suya un grupo de Senadores y Senadores de la república.

Entre esas Senadoras están Diva Gastélum Bajo, Marcela Torres Peimbert, Angélica de la Peña Gómez, Marcela Guerra Castillo, Manuel Bartlett Díaz, Layda Sandores San Román, Ángel Chico Herrera, Ivonne Álvarez, Cristina Díaz, entre otras, quienes presentaron el documento en el Senado el pasado 27 de septiembre del presente año.

El documento señala que los tratados internacionales que el Presidente de la República ha suscrito
y han sido aprobados por la Cámara de Senadores, se convierten en ley, de acuerdo al artículo 133 de la Constitución Federal.

En rueda de prensa, ofrecida en la calle Morelos cruz con Diego de Montemayor, tanto María Elena Chapa como Rosa Nelly Treviyo Rodríguez, manifiestan que la ausencia de instrumentación para la protección de los derechos humanos reconocidos en nuestra Ley Suprema y en los tratados internacionales, hacen nugatorios estos derechos para el grupo más numeroso del País que son las mujeres, quienes no tienen acceso en igualdad de circunstancias a los puestos de dirección y gobierno en los Consejos de Administración de las Empresas Mexicanas.

El documento entregado a los medios de comunicación que ya tiene el Senado de la República en su poder, dice que lo anterior no solo priva a este grupo de gozar de igualdad de condiciones de oportunidades en el trabajo ----contraponiendo la disposición del artículo 123 Constitucional que señala "toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil, sino que tambié3n impide a las empresas públicas y privadas tener una mejor y más diversa toma de decisiones, impactando directamente y en negativo, su competitividad y rentabilidad a nivel individual y por ende, la economía del País.

Tanto Chapa como Treviño coincidieron en señalar que las mujeres son más honestas que los hombres.

Entre las razones demográficas que se manejan en la iniciativa, está que de acuerdo al INEGI en México hay 95.4 hombres por cada 100 mujeres, o sea, hay cerca de tres millones más de mujeres que hombres y a nivel nacional el 41.1 por ciento del personal ocupado son mujeres, de acuerdo a los censos económicos de 2014.

Se subraya además que en México, las empresas públicas y privadas no están aprovechando al máximo los recursos y capacidades existentes en la sociedad, ya que al limitar consciente o inconscientemente la participación de las mujeres en las primeras líneas de mando y los órganos de gobierno o Consejos de Administración, están perdiendo productividad y competitividad.

"Por si esto fuera poco, se está lesionando directamente la dignidad y la integridad de las mujeres y de la sociedad en general, puesto que evitan que la mayor parte de los habitantes del País, puedan aportar valor en términos económicos y sociales.

Las dos, especialistas, coinciden que mientras otros países avanzan en incluir más mujeres en la toma de decisiones nuestro País se ha quedado atrás.