21/09/2018
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Septiembre 11 de 2001: ataques terroristas dejan miles de muertos y miles más de heridos en Nueva York, y Virginia, destruyendo los edificios conocidos como Las Torres Gemelas de NY, donde se ubicaban las oficinas del World Trade Center y parte de las instalaciones del Pentágono norteamericano. Estos eventos fueron cometidos por la organización terrorista al Qaeda, dirigida por Osama Bin Laden, y consistió en el secuestro de sendos aviones comerciales de pasajeros que forzaron a estrellarse en sus objetivos. Estos atentados tuvieron la característica de ser suicidas, pues los 19 sujetos que los realizaron murieron junto a los demás pasajeros de las aeronaves.

   Este ataque denominado 9/11 desató una cruzada contra el terrorismo que cambió para siempre la forma de viajar en avión, pues los aeropuertos del mundo tienen ahora sistemas de revisión y vigilancia que no existían anteriormente. A partir de ese día, hubo muchos efectos económicos y políticos, pero también fraudulentos, como sucedió con la española Alicia Esteve, que bajo la falsa identidad de Tania Head se hizo pasar por sobreviviente del atentado.

  Sus supuestas dramáticas experiencias tuvieron una cobertura impresionante de la televisión al grado que la convirtieron automáticamente en la presidenta de la Asociación de Sobrevivientes de los atentados del World Trade Center, hasta que en la última semana de septiembre de 2007 se descubrió el engaño y quedó en un ridículo histórico por mentirosa y megalómana. Todos tenemos una historia qué contar de ese día: dónde estábamos, con quién, cómo nos enteramos, si vimos en vivo por TV el estrellamiento de la segunda aeronave en el edificio de enseguida del primero que estaba incendiándose, etcétera. Esta es la principal característica de los eventos trascendentales, que se nos quedan grabados en la memoria “dura” y siempre los relacionamos con algo personal. Este atentado jamás será olvidado por millones de seres humanos entre los que nos encontramos usted y yo.