Internacional

Oposición siria dice no es optimista sobre próximas negociaciones de paz en Ginebra

BEIRUT  - La oposición siria no es optimista sobre las próximas conversaciones de paz que se llevarán a cabo en Ginebra porque no hay voluntad internacional para una transición política, dijo el líder opositor Riad Hijab a la cadena de televisión Al Araby Al Jadid.

En varias oportunidades, la oposición ha manifestado que quiere que se detengan los ataques a civiles y que las negociaciones en Ginebra desemboquen en un gobierno de transición para Siria que no incluya al presidente Bashar al-Assad.

"No hay voluntad internacional, especialmente de parte de Estados Unidos, y no espero que salga nada de las negociaciones", dijo el viernes por la noche Hijab, coordinador del Alto Comité de Negociación, el principal bloque de la oposición, respaldado por los saudíes.

El grupo asistirá a la siguiente ronda de conversaciones, prevista para alrededor del 9 de abril en Ginebra, dijo Hijab, pero agregó: "Seré claro con nuestro pueblo: no tenemos optimismo sobre el proceso de negociaciones".

Assad ha dicho que cree que las negociaciones pueden generar un nuevo Gobierno en Siria que incluya a la oposición, independientes y leales, pero ha rechazado explícitamente la idea de una autoridad de transición.

Rusia y Estados Unidos están en desacuerdo sobre el futuro de Assad, pero han presionado conjuntamente al Gobierno de Damasco y a la oposición para asistir a las conversaciones de paz en Ginebra, mediadas por un enviado de Naciones Unidas.

"No tememos una reconciliación de Estados Unidos y Rusia", dijo Hijab. "Pero tememos el secretismo, la falta de claridad y transparencia (...) No sabemos qué se ha acordado (...) lo que pasa en Siria es una guerra indirecta", agregó.

Un frágil "cese de hostilidades" se ha mantenido en Siria durante más de un mes entre las fuerzas del Gobierno y sus oponentes. La tregua excluye a Estado Islámico y al Frente Nusra ligado a al Qaeda. Los ataques por aire y tierra de las fuerzas sirias y aliadas siguen en lugares del país donde el Gobierno dice que están presentes Estado Islámico y el Frente Nusra.