24/09/2018
Editoriales

Febrero 7 de 1985: Secuestran en Guadalajara al agente de la DEA (Agencia de Administración para el Control de Drogas, de Estados Unidos), Enrique Camarena Salazar.

Febrero 7 de 1985: Secuestran en Guadalajara al agente de la DEA (Agencia de Administración para el Control de Drogas, de Estados Unidos), Enrique Camarena Salazar. Este agente investigador norteamericano, que nació en Mexicali, Baja California, en 1947, se nacionalizó en Estados Unidos y se inscribió en el Cuerpo de Marines norteamericanos.

Luego de pasar un breve tiempo en Caléxico -dos años- fue comisionado a la ciudad de Guadalajara, para infiltrarse en al cártel de Guadalajara, que operaba el tráfico de estupefacientes en el Pacífico mexicano y norteamericano. En 1984 la DEA había tenido un éxito internacional cuando en coordinación con las autoridades mexicanas que aportaron 450 soldados, asaltaron el rancho El Búfalo, en Chihuahua, propiedad del capo Rafael Caro Quintero, donde laboraban 3 mil personas en la siembra y cosecha de mariguana.

Esto molestó a los jefes de la droga pues sospechaban de posibles infiltrados en su organización, así que el capo Miguel Ángel Félix Gallardo ordenó su secuestro, por conducto de sus principales socios, Caro Quintero y Ernesto Fonseca Carrillo, según la versión oficial. El secuestro de Camarena se realizó a la luz del día cuando salía del Consulado norteamericano en Guadalajara y su cuerpo fue localizado el 5 de marzo en Michoacán.

Tiempo después apareció otra versión que sostenía que a Camarena lo asesinaron en coordinación varios personajes, tanto de la CIA como de altos funcionarios del gobierno mexicano pues investigaba una pista encontrada acerca del destino de los recursos del narcotráfico, que era financiar a los contras en Nicaragua, del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Gobernaba México Miguel de la Madrid y comenzaba una serie de eventos relacionados con el combate a los narcos, solicitado en buena medida por Estados Unidos, pues tenía interés su gobierno en frenar el suministro de droga a la sociedad estadounidense, droga que venía de Colombia y comenzaba a producirse en grandes cantidades en nuestro país. Sin embargo, hoy día vemos cómo en varios estados de la Unión Norteamericana se está legalizando el uso y producción de la llamada yerba mala, incluso en México iniciará una consulta popular para conocer el sentir de la población acerca de la posibilidad de legalizarla.