22/07/2018
Local

Siempre sí va el Bronco al Congreso a informar e impone su formato a los diputados

Finalmente y como lo condicionaba, el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón acudió al Congreso a entregar su segundo informe de Gobierno bajo el formato que él exigía  sin escuchar los posicionamientos de las bancadas,   en una Sesión Solemne que se negoció por tres  horas, pues el Legislativo  pretendía llevarla a cabo hasta el próximo miércoles y sin la presencia de la representación de la Milicia, del Alcalde de la Capital y ediles metropolitanos.

  El Gobernador llegó cerca de las 13:00 horas al Congreso, dos horas después de las 11:00 horas en que se había agendado que sólo iría Manuel González, Secretario General de gobierno a dejar el documento.

  Mientras  tanto el Congreso desarrollaba su Sesión ordinaria donde aprobaron con 23 votos a favor, 18 en contra y un ausente el formato que pedía el Ejecutivo  y convocar  momentos más tarde para   la Sesión Solemne que inició poco después de las 14:30 horas acordada bajo ese  formato de  no escuchar las posturas de las siete bancadas.

  En tanto  el Gobernador permanecía en la sala de la Biblioteca del Congreso en espera de ser recibido por una comitiva legislativa.

  Luego de iniciada y pasada la etapa donde fijaron las posturas las bancadas que algunas criticaron su ausencia y  su interés por buscar la candidatura presidencial, el tema de seguridad y el incumplimiento de algunas acciones, entró el mandatario acompañado por parte de su gabinete para dar su mensaje.

  Este se dio brincándose el protocolo que se había estado estilando en los informes de contar con la presencia de la representación de la milicia, del alcalde de la capital del Estado y los metropolitanos, de los líderes de los Partidos políticos, tampoco estuvieron los Consejeros del INE ni de la CEE,  pero  sí los  Magistrados del poder judicial que había llegado alrededor de las 12:00 horas pero se retiraron luego de 15 minutos para regresar  hora y media más tarde.

  Luego de entregar el libro del informe y durante su mensaje que duró poco más de ocho minutos , los integrantes de la bancada panista encabezados por Arturo Salinas lo escucharon de pie y portando  cartelones que  decían ¿Soy Gobernador?.

  El Mandatario comenzó señalándoles que no era tratado bien por los legisladores y al igual que ellos, él se someterá al juicio de los ciudadanos, señalándole  a Arturo Salinas que no lo veía en la calle  “nunca estás en la calle”.

  Le pidió no tengan la piel sensible ni delgadita porque si se alía al Frente Ciudadano  entonces ¿qué vas a hacer? le dijo.

“Yo estoy respetando la Ley y tan respetando que aquí estoy entregando lo que dice la ley … y que ustedes en el ejercicio del respeto a la ley se pongan a leer y después en la glosa nos cuestionen o nos digan, todo el gabinete está dispuesto a venir..”.

  El documento del informe dijo, va en seis temas, 114 programas y 823 logros.

El mandatario dijo que una vez que lo lean pudiera acudir al Congreso a escuchar los cuestionamientos pero no de algo que se imaginan sin haber leído el Informe  “de lo que se hace”.

   “Me someto a la crítica después de que hayan revisado el informe”

  La gente dijo espera que legislen y no se dediquen a criticarlo y le advirtió a Salinas que desplegaría una manta con sus  acciones incumplidas e incluso le hizo saber que no lo criticaría ahora que deje el Congreso para hacer campaña para llegar a otro puesto “porque tienen derechos”.

  Les pidió que dejaran que fuera el juicio electoral  y de cada quien decida pues iniciará un camino difícil.

 

  Al  finalizar  les propuso negociar un presupuesto adecuado para Nuevo León y sanar este mismo lunes las diferencias porque EL Estado es más importante que la actitud de cualquiera “sé que el año que entra va a ver posturas diferentes pero no se haga dividiendo a Nuevo León”.