21/09/2018
Editoriales

EL DIAGNOSTICO ELECTORAL Y POLITICO DE SABA SOBRE VERACRUZ

Cuando estamos frente a un caso de PROFUNDA ANOMIA SOCIAL como la que se refleja en Veracruz en los números obtenidos por Saba Consultores en sus mediciones hasta el 9 de marzo, lo mejor es tratar de encontrar cuales son las causas de este profundo divorcio entre la sociedad y sus autoridades y, curiosamente, no son --aunque si contribuyen--, los grandes escándalos de corrupción que rodean al gobierno de JD, sino los problemas de la inseguridad y de la economía los que van primero como causas. Esta circunstancia especial es la que hace que sea en Veracruz el único estado después del DF o CDMX en donde Morena emerge como una sólida tercera fuerza política.

La anomia social se expresa muy claramente en el hecho de que, por ejemplo, en identificación partidista, en donde el PRI obtiene en el periodo medido un 10.8% y el PAN un 4.3% y Morena , el partido de reciente creación, obtiene un 2.6%. Sin embargo, un muy alto 79.1%, es decir más de dos terceras partes de los entrevistados dice que no se identifica con ningún partido. Es igual en el Top of Mind o porcentaje de seguidores pues ahí donde MAY del PAN obtiene la delantera el día 9 de marzo con un 10.0% de los entrevistados, HYL el abanderado del PRI obtiene un 7.5% y CGJ de Morena obtiene un 3.8%. Sin embargo un 82.3% dijo no tener simpatías por ninguno de los aspirantes. En el rubro de "por quien votaría", el día 9 de marzo, MAY del PAN obtiene un 16.3%; HYL del PRI un 16.0% y CGJ de Morena obtiene un 10.3%. Por supuesto, en un contexto así, el gobernador JD es el que obtiene los números más bajos: 26.7% en aprobación; 70.8% en desaprobación y una calificación general de 3.9% en el periodo medido y de 4,2% el día 9 de marzo. En la ciudad de Jalapa, la capital del estado y sede de la mayor parte de la burocracia a su servicio, el gobernador JD obtiene un 3.3% de calificación ese mismo día. El presidente EPN también participa de los bajos números con un 29.4% de aprobación y una calificación de 4.9 en el periodo medido. Las causas de esta enorme impopularidad o repudio son, en primer lugar, el que un muy alto 55.9% piensa que el principal problema del estado es la inseguridad, la delincuencia o los secuestros. Después el hecho de que un 19.3% piense que son ya sea el desempleo, la economía o la pobreza. Finalmente, el que un 8.0% piensa que lo son la corrupción, el mal gobierno o la corrupción de éste. Finalmente, hay que señalar que un alto 78.2% de los entrevistados le dijeron a Saba vivir algún tipo de estrechez o dificultad económica.