Internacional

Homicidios en Chicago repuntan

CHICAGO  - Chicago vio un repunte dramático en el número de homicidios y tiroteos en enero con el inicio de año más sangriento en al menos 16 años, un golpe para una fuerza policiaca que lucha por recuperar la confianza pública tras divulgarse un video de un policía blanco que mató a tiros a un adolescente negro.

El mes pasado se cometieron 51 homicidios en la ciudad, en comparación con los 29 en enero de 2015, informó el lunes la policía de Chicago en un comunicado de prensa. El número de incidentes con tiroteos, 242, fue más del doble de los 119 de enero anterior. La cifra de víctimas de los tiroteos creció de 136 a 292.

El superintendente interino de la policía de la ciudad, John Escalante, señaló que no se lograban identificar las razones específicas para el incremento, pero señaló que coincide con una disminución igualmente drástica en el número de detenciones en las calles hechas en enero.

Esa disminución se produjo después de un cambio de política que entró en vigor este año, que requiere a los policías llenar formularios más largos que las breves "tarjetas de contacto" que utilizaron hasta 2015. Podría ser que los policías se estén tomando más tiempo para llenar los formularios mientras se ajustan al cambio, lo que les impide realizar más detenciones, afirmó. Los oficiales están recibiendo preparación para ayudarles a lidiar con los nuevos formularios, dijo.

Escalante también afirmó que los policías han expresado preocupaciones "acerca de ser el próximo video viral. Incluso cuando están haciendo algo correcto, están preocupados de que sus acciones sean cuestionadas y sean los que se vuelvan virales".

Chicago se ha convertido en un símbolo nacional de violencia armada al menos desde 2012, cuando el número de homicidios creció más allá de la marca de los 500, muy superior a cualquier otra ciudad de Estados Unidos.

Cuando la policía inició una serie de medidas para combatir el crimen y gastó millones de dólares en horas extra, la ciudad vio caer el total a cerca de 400 en cada uno de los siguientes dos años y 2014 finalizó con la menor cifra de homicidios en décadas. Pero el número de homicidios y tiroteos volvió a crecer el año pasado.

Ha habido una creciente preocupación de que el incremento en el número de tiroteos y homicidios en Chicago y en todo el país pueda estar vinculado a una menor agresividad de la policía después de que varios tiroteos de policías acaparasen una gran atención en los medios, en algunos casos con imágenes que avivaron la indignación pública.