18/11/2018
Editoriales

André Breton en Monterrey

Por sus características de ciudad en la que a lo largo de más de un siglo se ha configurado una poderosa clase empresarial -una de las más poderosas e influyentes de México- y un no menos poderoso sector obrero, la capital de Nuevo León ha constituido singular atractivo para hombres de negocios, políticos, filósofos, literatos y exponentes de todas las disciplinas artísticas y científicas.

Hacer una relación de los personajes de renombre nacional e internacional que han visitado Monterrey a lo largo de los últimos cien años sería ciertamente una labor incompleta e injusta.

Sin embargo, y particularmente por la aparición del libro André Breton en México, de Fabienne Bradu, resulta de particular interés destacar la visita que el literato francés, uno de los máximos exponentes del surrealismo, hizo a nuestra ciudad en 1938.

La autora de la obra, nacida en Francia en 1954, pero radicada en nuestro país desde 1976, destaca que Breton estuvo en México desde el 18 de abril hasta el uno de agosto de 1938. Era la época en que nuestra siempre generosa tierra daba cobijo al exiliado Ruso León Trotski. Entre éste y Breton se produjo una estrecha colaboración, la cual culminó en la elaboración del manifiesto: "Por un arte revolucionario independiente".

Fabienne Bradu destaca en su obra que la estancia de Breton dejó polémica y abundante huella en la prensa mexicana y en los intelectuales de la época. Hubo, por un lado, algunas adhesiones, y por otra virulentas reacciones contra el surrealismo, la persona de Breton y sus posiciones políticas, que buscaban a toda costa preservar la libertad del arte frente al marxismo ortodoxo.

A ello atribuye la escritora -doctora en Letras Romances por la Sorbona de París, e investigadora del Centro de Investigaciones Filológicas de la UNAM- el que la misión cultural de Breton haya sido saboteada por el Partido Comunista francés y su homónimo mexicano.

A pesar de ello, y no obstante que en 1938 el surrealismo en México -con algunas excepciones- resultaba una nebulosa difícil de descifrar en sus múltiples ramificaciones, que atañían al arte, la política, el psicoanálisis y a la vida misma, "en nuestros días -escribe Fabienne Bradu- la figura de André Breton se recorta, agigantada, sobre la historia de la literatura".

En su misma obra, la autora cita el testimonio del escritor Jorge Cuesta en torno al destacado literato francés: "Pues esto viene a ser André Breton: un libertador de misterios, un perdonador de su libertad; el misterio que se conserva en sus manos es como el cordero que se conserva vivo en las garras del león: se conserva vivo porque es perdonado".

Independientemente de su proyección ideológica, para nadie es desconocido el papel fundamental que Breton ha jugado en el mundo de las letras, pero particularmente en las letras francesas. Autor de nutrida bibliografía, entre sus obras se pueden citar: Introduction au discour sur le peu de realité , Le surréalisme et la peinture, Les pas perdus, Manifeste du surréalisme, Nadja, De l'humour noir, Position politique du surréalisme, Point du jour, L'amour fou, Le chateau etoilé, Poisson soluble, Notes sur la poésie, Au lavoir noir, Tetes d'orage.

SU VISITA A LA

SULTANA DEL NORTE

En su edición del 1 de julio de 1938, el periódico El Porvenir publicó la noticia del arribo de André Breton y del doctor Leónides Andreu Almazán a Monterrey.

La noticia consigna: "Procedente de la ciudad de México llegó ayer tarde el Dr. Leónides Andreu Almazán, Jefe del Departamento Autónomo de Salubridad. Lo acompaña el vanguardista de la literatura francesa, Sr. André Breton y su señora esposa, quienes atendiendo a una invitación que les hiciera, aceptaron hacer el viaje".

El 2 de julio, en el mismo rotativo, se publicó la siguiente entrevista concedida por André Breton:

EL LITERATO FRANCÉS ANDRÉ BRETON

ELOGIA A LA CIUDAD DE MONTERREY

De la Ciudad Militar dice: Es la obra más magnífica

realizada que he visto sobre el plan social:

En entrevista especial con el culto literato francés André Breton, quien con su esposa acompaña en su viaje a esta parte del norte al Dr. Leónides Andreu Almazán, Jefe del Departamento de Salubridad Pública, nos expresó sus puntos de vista acerca de lo que es México en comparación con los países de Europa.

Como lo abordamos después de haber visitado la Ciudad Militar, inició su plática diciéndonos: "Esta ciudad Militar es la obra más magnífica realizada que he visto sobre el plan social. Nunca hubiera creído que, en un régimen como en el que vive actualmente México, se realizara el más grande de los ejemplos socialistas para el mundo entero. Los cuarteles europeos están basados en amenazas y miedo, están rodeados de altos muros que dan un aspecto triste, siendo difícil distinguir un cuartel de una prisión.

MARAVILLOSO CHIPINQUE

"Hoy estuve a comer en la Mesa de Chipinque, lugar tan bello y maravilloso que no alcanzarían los superlativos para ponderarlo.

"Me agradaría -nos agregó- dijeran que me ha sido muy satisfactorio acompañar al Dr. Almazán en su viaje a lo largo de la carretera hasta llegar a esta ciudad de Monterrey, pues me he dado perfecta cuenta de la gran labor que el Gobierno del General Lázaro Cárdenas está desarrollando. El General Cárdenas, como gobernante, es al único que en el mundo admiro sin reservas. Lo único precisamente que lamento es el no haber encontrado en esta ciudad al General Cárdenas, para ponerme a sus órdenes, ofreciéndole mi modesto contingente para la causa".

LO QUE PIENSAN EN

PARÍS DE MÉXICO

"En mis círculos literarios en París, siempre hemos tenido fe en los destinos de México, especialmente en la actual época oscura en que se vive en Europa.

"El acto de la expropiación de las Compañías Petroleras extranjeras, llevado a cabo precisamente por el General Cárdenas, lo consideramos en París como un acto de liberación humana de primer orden. Este asunto del petróleo en México vino a contrabalancear el espíritu de la clase obrera en Francia, ante el fracaso del Frente Popular, la anexión de Austria y los acontecimientos de España.

LOS STALINISTAS EN

MÉXICO FRACASARÁN

Las actividades de los stalinistas en México, tengo la seguridad que, como en todo el mundo lo han hecho, tratarán de desarrollar trastornos en la vida nacional, pero la política suficientemente clara y firme del General Cárdenas dará al traste con todas estas actividades.