04/Apr/2020
Editoriales

Entrecurules 27 09 19

Dice el refrán que después de la tempestad viene la calma y eso viene a colación después de que el Congreso local, realizó tres sesiones agotadoras de trabajo, primero con la sanción directa que aplicarán al todavía Gobernador de Nuevo León, luego la aprobación del acuerdo de las personas no gratas en la entidad, así como el arrepentimiento posterior de los legisladores de Morena sobre este asunto.
Eso sucedió en las tres sesiones de la semana, es decir, el lunes, el martes y el miércoles.
Y ya ayer jueves, ya sin labores legislativas, hubo poco movimiento en el Congreso, o mejor dicho fue un día muerto.
Y al único que le quedó cuerda para hacer ruido en las redes sociales con vídeos y fotografías fue al Presidente del Congreso, Juan Carlos Ruiz, quien posó para sus camarógrafos afuera del Recinto Legislativo para hacer presencia.
Los demás, no se vieron.
Y bueno, dice el otro refrán que el que siembra vientos cosecha tempestades y en eso está el Gobernador Jaime Rodríguez, quién arrastró en sus múltiples errores al ex Gobernador interino y actual Secretario General de Gobierno Manuel González Flores.
Ambos, dilapidaron su capital político y ahora el tiempo les cobra la factura y las consecuencias de sus errores no son un secreto para nadie.
El verdugo está listo y piquete que va derecho, aunque te frunzas.
Está sanción ya nadie la para pues ya el TEPJF dio luz verde para que antes del plazo fijado deje caer la guillotina y rueden las cabezas de los funcionarios citados.
Inclusive, algunos como el Senador Samuel García, celebraron ayer por anticipado la destitución de El Bronco.
Cierto que todavía falta el derecho de audiencia de ambos funcionarios, pero eso es ninguna garantía para decir que por eso son inocentes.
Todas las irregularidades de ambos funcionarios por el desvío de recursos para la recolección de firmas para la fallida aventura presidencial, están documentadas por la autoridad y cualquier acción positiva, es opacada por estos pecados.
Se advierte pues que este no es un pleito arreglado como muchos pensaban.
Toda la popularidad del Bronco se fue por la borda por sus malas acciones.
No dudamos que entre tantos errores también haya aciertos, pero en menor cantidad.
Ya se siente en el ambiente que pronto tendremos un Gobernador sustituto.
Y como de los errores se aprende, los nuevoleoneses serán más cuidadosos a la hora de elegir un nuevo Gobernador.
Veremos pues, quienes de los que suenan para el 2021 quiere sacrificarse para ser gobernador sustituto.
Seguiremos analizando la aplicación de las reglas para tumbar a Jaime Rodríguez.
Por lo pronto, este fin de semana, tome aire porque los siguientes días serán tormentosos para el Gobernador y todo su equipo.