23/Aug/2019
Editoriales

El barco de la salvación

 

El 13 de junio de 1939, hace 80 años llegó a Veracruz el barco Sinaia con 1599 refugiados que huían de la guerra civil Española. Habían salido de Sete Francia el 23 de mayo atendiendo una invitación del General Lázaro Cárdenas para ser aceptados como refugiados tras el fin de la Guerra. El barco medía 112 metros de longitud , pesaba 12,000 toneladas y se planeó para transportar 132 pasajeros en cabina y 522 en tercera clase a una velocidad de 14 nudos. Evidentemente venía sobrecargado.

Entre los pasajeros venían profesionistas, intelectuales, poetas, maestros y todos habían permanecido en campos de concentración franceses de tal manera que su salvación era México. Entre los pasajeros podemos mencionar a los poetas Pedro Garfias, Juan Rejano, intelectuales como Tomas Segovia, Adolfo Sánchez Vázquez ,José Gaos y muchos otros que se incorporaron a la vida cotidiana de su nueva tierra.

Trayecto lleno de nostalgias y tristezas, pero más que todo de incertidumbre, además de padecer hambre y hacinamiento. Haría dos escalas, una en Madeira Portugal y San Juan de Puerto Rico; en ninguno de estos puertos los dejaron desembarcar.

A 3 días de zarpar, Susana Gamboa, inteligente y tierna mujer, encargada de la expedición, convocó  a los pasajeros a una serie de actividades como conferencias sobre México, conciertos, ya que viajaba la Orquesta Sinfónica de Madrid, exposiciones y algo qué hay que resaltar: la edición de un periódico en un viejo mimeógrafo a cargo de Juan Rejano y Manuel Andújar. Hoy la colección de este periódico se vuelve una joya bibliográfica.

El exilio será una herida que no cicatriza, el desterrado no tiene raíz, aferrado al pasado, con un futuro incierto, con mucha nostalgia de lo perdido y pensando en el regreso, aunque muchos no regresarían nunca, pero la nostalgia en todo tiempo. Vinieron a dar, no a llevarse nada.

Hechos relevantes en la travesía fueron la muerte de un pasajero y el nacimiento de una niña de nombre Susana Sinaia Caparros, en honor al Barco.

Amaneciendo el día 18 del viaje, ya para desembarcar, Pedro Garfias escribió el poema “Entre España y México” ( España que perdimos, no nos pierdas; guárdanos en tu frente derrumbada) que publicó en el último número del periódico Sinaia.

A las 5 de la tarde del 13 de junio de 1939, el Sinaia atracó en el Puerto de Veracruz y fue recibido por 20,000 personas de asociaciones civiles y sindicatos. En representación del Presidente Cárdenas el Ministro de Gobernación Ignacio García Téllez , dirigiéndose a los refugiados les diría :“ No los recibimos como náufragos de la persecución dictatorial a quiénes misericordiosamente se arroja una tabla de salvación, sino a defensores aguerridos de la democracia Republicana”.

Sirva este aniversario para recordar a un grupo de hombres ,mujeres y niños, científicos y humanistas que tuvo un efecto transformador en el desarrollo económico y cultural del País.