26/09/2018
Editoriales

La Banca privada: el verdadero Chupacabras

Extrae enormes ganancias de una economía estancada y empobrecida

Durante la 80 Convención Bancaria celebrada en Acapulco en estos días, los principales banqueros y el propio presidente Enrique Peña Nieto salieron en defensa del "orden liberal" contra el "populismo" representado por Donald Trump en los Estados Unidos y López Obrador en México. Aunque los banqueros ni Peña Nieto lo dijeron, una de las características principales de ese "orden liberal" es la forma en que genera el crecimiento del lado financiero y especulativo de la economía en detrimento de la economía real o física.

El estancamiento económico de México es directamente proporcional al aumento de las ganancias de los bancos privados, la mayoría de ellos extranjeros, lo cual indica que nuestro país está siendo saqueado vía la deuda pública y privada para "capitalizar" esos bancos, todos ellos en bancarrota y siendo subsidiados por sus gobiernos. Mientras que el crecimiento de México ha sido en promedio de 2.2% en los últimos años y en este 2017 será sólo de entre 1.5% y un 1.0% según las cifras oficiales; la banca aumentó en un 8.8% sus ganancias entre el 2015 y el 2016, pasando de 65.420 mdp a 72,250 mdp según indica la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). El crecimiento de estas rancias se puede contrastar con el crecimiento del PIB como decíamos arriba, y también con la Formación Bruta de Capital Fijo o formación de capital en plantas industriales, maquinaria, tecnología etc. que creció sólo 1.23% durante el 2016 y 0.7% el último trimestre del 2016.

En contraste también, las ganancias de uno de los bancos extranjeros, BBVA, sumaron 3,475 millones de euros (mde) a nivel global y de los cuales 1,980 mde fueron de México, el país que más ganancias les generó pues España, por ejemplo, sólo les rindió 316 mde que significa un 46% menos que el año anterior y la región sudamericana sólo 711 mde con un crecimiento de sólo 1.1% mientras que las rancias en México crecieron 11.%.

Los principales negocios de la Banca son, por supuesto, la deuda del gobierno federal de más de 9.6 billones de pesos o la deuda de los estados y municipios de alrededor de 530 mil mdp, lo cual les genera al menos unos 600 mil mdp en intereses anuales. Los estados y municipios contrataron 72 mil mdp en deuda durante el 2016, más o menos el equivalente a las ganancias totales de la banca. Además, los bancos se la han arreglado para colocar 27 millones de tarjetas de crédito y 99 millones de tarjetas de débito entre los 54 millones de mexicanos y mexicanas que representan la Población Económicamente Activa (PEA), es decir, prestando dinero a más de la mitad de la población trabajadora a tasas de hasta 110% anual o regenteando los salarios y prestaciones de los trabajadores del país cobran siempre comisiones muy honrosas y las más altas del mundo. También los bancos de han apoderado de una parte sustancial de la masa salarial del país pues en crédito de nómina han crecido a un ritmo de dos dígitos cada año y en el 2016 ese crecimiento fue de 18%, para una cartera total de 217 mil mdp en ese tipo de préstamos. En general podemos decir que la banca, sin participar en el proceso productivo obtiene la mayor tajada de ganancias que general la economía nacional, representando una actividad parasitaria cuyas utilidades van a para a otros países representando un desangramiento de la economía nacional.