18/Oct/2019
Editoriales

El racismo

No es sencillo erradicar totalmente el racismo en nuestro país, pues la historia mexicana está impregnada de él. La sociedad novohispana se integraba de cuatro grupos sociales: españoles, criollos, mestizos e indios.

Esto ya era complicado de manejar, pero luego vino la mezcla de estos grupos y todo empeoró. Así: De la mezcla de español con indígena, nacía un mestizo. De un indio con una negra, nacía un zambo. De un negro con una zamba nacía un zambo prieto. De blanco con negra nacía un mulato. De una mulata con un blanco nacía un morisco. De un español con una morisca nacía un albino. De un albino con una blanca nacía un salta pa'trás. De indio con mestizo: coyote.

De blanco con coyote: barnizo. De chino con india: cambujo. De cambujo con india: tente en el aire. Y de un “Tente en el aire” con una china: “no te entiendo”. El análisis de los papeles sociales que desempeñaban los diversos grupos de habitantes de la Nueva España es indispensable para entender uno de los factores importantes que detonaron la guerra de independencia.