23/06/2018
Editoriales

El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, no está haciendo campaña, simplemente quiere avanzar en sus programas de gobierno

La “solicitud” que hace Andrés Manuel López Obrador a los partidos contrarios a Morena, para que le cambien a sus adversarios Ricardo Anaya y Pepe Meade, es otra más de sus acostumbradas pifias… por ejemplo, haber negociado con la que él llamaba “la mafia en el poder” la incorporación en su campaña de ejemplares como Elba Esther Gordillo, Napo Gómez Urrutia, a René Bejarano, Señor de las Ligas; y a otras fichitas muy lisas… ahora con solo mencionar el que deberían cambiar a sus oponentes, es claro que la gente reacciona en su contra pues nadie puede pedir que le pongan enemigos o adversarios a su gusto…///

Por otra parte, al que le siguen pegando duro y rudo es al gobernador Jaime Rodríguez Calderón, con el tema de un supuesto engaño para recabar firmas de apoyo… esto es lo formal, porque en realidad sale un día sí, y otro también, versiones en las que lo descalifican al grado de que hay quienes aseguran que en menos de un mes regresará de gobernador pues como no levantó en las encuestas, ya no lo ayudará el presidente Peña Nieto, como lo hizo para que ganara en Nuevo León… consideramos injusto este trato al único nuevoleonés que anda peleando por la presidencia, pues ciertamente no tiene grandes posibilidades, pero no dejará de hacer sonar el nombre de nuestro Estado… ¿de acuerdo?...///

El alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, no está haciendo campaña, simplemente quiere avanzar en sus programas de gobierno, como es el caso de la pavimentación o recarpeteo que está aceleradamente avanzando… los equipos están en varias partes de la ciudad, a Audiencia Pública le consta que en dos frentes anteayer estaban laborando: la avenida Venustiano Carranza y las calles interiores de la colonia Cumbres… ¿qué tal pollo pa’l arroz?...///