12/Nov/2019
Editoriales

Entrecurules 11 10 19

Después del Cuarto Informe de Gobierno, viene la glosa del mismo por parte de los diputados para comprobar si lo que dijo Jaime Rodríguez es cierto o son mentiras.
Sin embargo, todavía no se conocen las fechas del análisis minucioso de ese documento, cuya lectura provocó bostezos entre los diputados y los invitados.
Mientras tanto la aplicación de las reglas procesales para sancionar al Gobernador siguen adelante y veremos en los próximos días si usa o no el derecho de audiencia para defenderse.
También falta que el Congreso apele ante la SCJN en contra de la suspensión otorgada por el Ministro y ahora ex ministro Eduardo Medina Mora.
Y aunque el proceso de la sanción directa sigue su curso, el único problema que tienen los diputados es no podrán sancionarlo, al menos mientras se resuelve esta controversia constitucional, interpuesta por el Gobernador y el Secretario General de Gobierno.
De cualquier manera, el Gobernador y su Secretario General de Gobierno están en una situación incómoda, pues los diputados y la ciudadanía saben que la imagen del gobernador y su equipo de trabajo están por los suelos.
Las críticas severas recibidas desgastan más y más al Gobernador y su suerte está echada.
Jamás en la historia del Congreso un gobernador había sido tan ignorado como Jaime Rodríguez a la hora de rendir su Cuarto Informe.
Estuvieron ausentes los aplausos en ese informe como los que se han dado  a tantos gobernadores que al menos le cumplieron al pueblo y no lo engañaron.
El llamado que hace el Gobernador al Congreso a trabajar unidos, quizá es un poco tardío porque aunque primera trabajar más, ya nadie le cree
En cuatro años, el gobernador, con sus acciones acabó con la popularidad que tenía al inicio de su gobierno.
Se observa pues un gobierno debilitado y desprestigiado a causa de sus mentiras y sus errores
Veremos pues si los diputados tienen éxito al apelar ante la Corte e irse por el juicio político en vez de la sanción directa.
Veremos cómo se resuelven estos problemas, si con un gobernador sustituto o con el mismo.