22/09/2018
Editoriales

La convocatoria de López Obrador a debatir la posibilidad de que se construya el nuevo aeropuerto de la ciudad de México, prendió al principio entre algunos constructores

La convocatoria de López Obrador a debatir la posibilidad de que se construya el nuevo aeropuerto de la ciudad de México, prendió al principio entre algunos constructores, sobre todo aquellos que no alcanzaron ni un sub contratito en esa magna obra mexicana… sin embargo, la reacción no se dejó esperar, por conducto de los operadores de los aeropuertos, los urbanistas y el mismo Pepe Meade, quien dijo atinadamente, que las obras de esa magnitud se necesitan y que a estas alturas regatear su procedencia es ocioso… Audiencia Pública considera que efectivamente se puede checar todo lo que quieran, para eso hay una ley de transparencia, pero no se debe suspender una obra tan necesaria para todos los mexicanos… así que ahora López Obrador ya se conforma con que acepten platicar con él Carlos Slim y Hank González, los principales constructores del Aeropuerto de marras… ¿cómo la béisbol?...///

Mientras, acá, la declaración de Manuel González, interino de Jaime Rodríguez Calderón, respecto a la horrorosa inseguridad que se vive en el estado, hizo que reaccionara Cabeza de Vaca, el gobernador de Tamaulipas… es que Manuel no dijo que se iba a aplicar en dar mayor seguridad, sino por el contrario, dijo que aquí vamos muy bien, pues casi no hay delitos… pero que le pedía a los regiomontanos que no pasaran por Reynosa para irse a Texas, lo que enfureció a Cabeza de Vaca, quien le reviró duro diciéndole que primera solucione el problemón de inseguridad que tiene Nuevo León, y que luego si gusta, puede opinar sobre Tamaulipas… ¿usted a quién le va?...///

Localmente, todo se puede resumir en declaraciones grillescas pues todo mundo especula con los resultados probables de las elecciones de julio, que si ganará el PAN, que si ganará el PRI, o que si Morena les va a dar un susto a los dos partidos tradicionales en Nuevo León… por eso está luciendo tanto el alcalde guadalupense Paco Cienfuegos, pues mientras casi todo mundo anda en la grilla, Cienfuegos inicia un programa de salud bien interesante… se trata de combatir el mal de este siglo, que es la obesidad, pues de allí se generan las enfermedades de hipertensión y diabetes, lo cual es además de peligroso, un preludio de problemas cardiacos y renales de funestas consecuencias… en verdad que Cienfuegos ha resultado ser un político muy sensible, lo cual le acarrea la enemistad de muchos otros políticos que les desagrada la asertividad de sus acciones… pero no queremos parecer biógrafos del alcalde guadalupense, así que mejor ahí le paramos… ¿de acuerdo?...///