26/09/2018
Editoriales

Entrecurules 07 03 2018

Cierto que en el Congreso local los 42 diputados de las diferentes bancadas representan al pueblo de Nuevo León, pero algo pasa que el sentir ciudadano está alejado de la realidad al menos en el caso de la elección de fiscales del SEA...

 O sea que en el Congreso local no se refleja lo que realmente quiere la ciudadanía.

 Pareciera que los diputados aplican las reglas de Maquiavelo de retener el poder sin escuchar a la gente.

 Los diputados han decidido escoger  la fórmula de mantener el poder, sin importar los medios.

 Y hablamos de tácticas maquiavélicas porque según las reglas del príncipe, éste señala que es imposible satisfacer a todos.

 Y esta situación se refleja en que diversos organismos no piensan igual que sus diputados, lo que significa que los diputados actúan con frialdad.

 Simplemente, los diputados no escuchan y ante esta situación el Gobierno de NL aprovecha la situación para llevar agua a su molino, pues los tres fiscales serán autónomos...

Se refleja pues una lucha entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo en este tema.

 Se espera que los diputados continúen con el proceso y que esto no termine mal...

 Esto nos indica que en realidad o el pueblo está pintado o que las agrupaciones que reflejan el clamor popular no tienen la fuerza suficiente para ser escuchadas, aunque haya tomatazos y gritos contra los diputados...

 O pudiera ser que son sólo unos cuantos los que están dolidos porque se inscribieron y los descartaron...

 Bueno, no hay que olvidar que una importante aportación de Maquiavelo fue mostrar a sus súbditos utilizando los engaños y el disimulo...

 Veremos en qué termina este capítulo, donde se ve y se siente que los ciudadanos no son escuchados y por el contrario son ignorados...

 No consideramos que los reclamos vengan de una minoría, porque en esas organizaciones están la CANACO, la Cintura, la Coparmex, el Consejo Cívico de las Instituciones y muchas otras personas respetadas por la sociedad.