16/01/2018
Editoriales

Manuel González, dijo que el gobierno jamás ha acusado a Lozano ni a Fufito

El secretario general de gobierno, Manuel González, prácticamente dio el banderazo para que el proceso de recolección de las firmas necesarias ante el INE que requerirá el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, inicie… dijo González que el gobernador tiene derecho de hacerlo, y Audiencia Pública no coincide con este término pues los gobernantes antes de derechos tienen obligaciones que cumplir conforme a la constitución… sin embargo, eso es sólo forma, pues en el fondo de esa declaración subyace una aceptación de que el proceso de solicitar licencia o de sólo ausentarse dejando a un encargado del despacho, ya comenzó, y esto, ya lo hemos escrito antes, es bien visto por muchos políticos de adentro y de afuera del gobierno, ya que para unos mueve la escalera del poder y para otros es oportunidad de potenciar sus aspiraciones políticas… aquí la pregunta es: ¿ya se consultó a la población si está de acuerdo en que el gobernador que eligió se ande promoviendo para otro puesto sin haber cumplido ni la mitad del periodo para el que fue electo?...///

Por otra parte, Manuel González, en ausencia de su jefe, tomó el micrófono por su cuenta y dijo que el gobierno jamás ha acusado a Lozano ni a Fufito por los disturbios que terminaron destruyendo los históricos vitrales del palacio de gobierno, en el mes de enero que protestaron contra la tenencia y contra el incremento al precio de las gasolinas… esto desde luego que evade un planteamiento ahora que los vitrales ya se repararon, y es que de dónde salió el pago de estas reparaciones… seguramente salió del erario, no del peculio propio de los culpables si es cierto lo que dijo González, de que ahora los verdaderos culpables están en la cárcel… en enero y febrero hay declaraciones documentadas del gobernador en contra de estos dos activistas (Lozano y Fufito) que, según nos dice ahora Manuel, fueron puras habladas pues nunca los acusaron de nada… así que los shows armados de Fufito encadenado y vestido de presidiario los dejaron pasar por boba, como si no hubieran existido, sabiendo todos que las declaraciones rayaban en amenazas contra los mencionados líderes… ¿ustedes creen que así haya sido, de que en enero los funcionarios hayan aguantado vara cuando podrían haber deslegitimado el movimiento aclarando que no estaban acusados de nada?... nosotros tampoco…///