19/09/2018
Editoriales

"Universidad", primer diario de la UANL

El periodismo cultural es testimonio de la época, reflejo de la sociedad y del momento histórico que vivimos. Mucho ha tenido que luchar el periodista --y la sociedad con él-- para que se respete la libertad de prensa y para que esta libertad sea puesta al servicio de la verdad.

El periodista debe ser amigo entrañable de la verdad y enemigo acérrimo de la mentira. El periodismo se debe escribir con claridad, honradez y sentido común. José Alvarado dijo en alguna ocasión que el periodismo es un oficio noble cuando la mano de quien lo ejerce es limpia y valiente.

En Nuevo León, el periodismo surge en el siglo XIX. Primero es la Gaceta Constitucional y poco después nace "El Antagonista", primer periódico independiente en nuestro Estado. Numerosos periódicos hacen su aparición en ese siglo, incluyendo el primer diario, publicaciones literarias, algunas combativas, otras editadas por mujeres. De todo hay. No sólo en Monterrey, también en otros municipios del Estado.

Lo más variados títulos han desfilado por el periodismo nuevoleonés. Estos son algunos de ellos: El Látigo, El Cura de Tamajón, la Revista de Nuevo León y Coahuila, la Revista de Monterrey, La Guirnalda, El Jazmín, La Violeta, el Termómetro, La Luz, La Palabra, El Nivel, El Demócrata, El Pueblo, El Regiomontano, El Monterrey News, La Voz de Nuevo León, El Espectador, El Grano de Arena, El Eco, El Mañana, El Heraldo, Universidad, Armas y Letras, El Estudiante, Archivaldo, Vida Universitaria, hasta llegar a los que actualmente circulan, entre ellos El Porvenir, El Norte, El Diario de Monterrey, El ABC, Cambio, La Moneda, La Razón, El Sol, Extra, Metro y Regio.

Poco a poco se fue dejando sentir la necesidad de mayores espacios en los periódicos locales para las noticias culturales. Universidad, Armas y Letras y Vida Universitaria, son algunos de las publicaciones que se empeñaron en difundir lo cultural. En la década de los 60, El decano de los diarios locales "El Porvenir" empezó a publicar una columna que se llamó "Nuevo León en la Cultura", en la cual participamos y en la que se incluían las noticias relativas a los eventos culturales de cada día. También existían algunos suplementos literarios.

Tiempo después, nacieron las secciones culturales en sección especial. Ya no se trataba de columnas o noticias. Ahora la cultura podría disponer de una sección completa, como lo hacían las otras áreas de internacionales, locales y sociales.

En el momento actual, los diarios locales continúan sosteniendo estas secciones, a veces con páginas más o páginas menos, pero por fortuna contamos con este registro y reflejo de las inquietudes culturales en sus diversas manifestaciones.

El 24 de marzo de 1976 –mañana se cumplen 40 años – la Universidad Autónoma de Nuevo León inició la publicación de su primer periódico diario. Es probable que este haya sido el primer diario universitario, no sólo en Nuevo León, sino también en México.

La empresa constituía un reto. Se consiguió hacer realidad el sueño de publicar un diario de ocho columnas con un pequeño equipo y recursos modestos, pero – eso sí – con mucho entusiasmo y deseos de informar y de sus maestros y alumnos un importante medio de comunicación.

En aquel entonces era Presidente de la República el Lic. Luis Echeverría Álvarez, quien envió el siguiente mensaje al nuevo diario: "Felicito a la Universidad de Nuevo León y le auguro un éxito total, porque coordinará actividades que con gran sentido social está proyectando la Universidad. En Nuevo León, su Universidad tiene un papel importantísimo y fundamental que desempeñar para el progreso social, porque es una Universidad revolucionaria. A la Universidad y a su Diario les deseo, les auguro mucho éxito".

En su primer número, "Universidad" incluyó textos de Raúl Rangel Frías, Pedro Zorrilla Martínez, Luis Eugenio Todd, Jaime Castrejón, Jorge Guerrero Cantú, Miguel Covarrubias, Abraham Nuncio, Roberto Maldonado Espejo, Rogelio Flores L., Xavier Rodríguez Araiza, Luis Mario Leal, René Morales, Fernando Vázquez Abrego, Edmundo García, Homero Tijerina y José López Portillo.

LAS PALABRAS

DEL TIEMPO

En ese primer ejemplar, el maestro Raúl Rangel Frías publicó un artículo titulado "Las palabras del tiempo", en el cual señaló a los universitarios la misión de "ser leales a la verdad, que a su vez representa el movimiento, la aventura del hombre en la respuesta a su propio ímpetu y afán, para ser mostradas como la obra del espíritu".

En aquel entonces era Rector de la UANL el Dr. Luis Eugenio Todd. En ese primer número escribió: "Hoy nace una idea acariciada durante mucho tiempo por gran número de universitarios, un diario de lunes a viernes, como órgano interno de la Universidad, que permitía una mayor comunicación entre los miembros de la comunidad de la Universidad Autónoma de Nuevo León".

El Consejo Editorial de "Universidad" lo integraban, entre otras personas, Raúl Rangel Frías, Agustín Basave Fernández del Valle, Eduardo L. Suárez, Samuel Flores Longoria, Leoncio Durandeau, Barbara H. de González, Raúl S. Montoya, Juan Aguirre, Miguel Cervantes, Alfonso Reyes Martínez, Máximo de León, Pedro Reyes Velásquez, Alfredo Piñeyro y Salvador Contreras.

La parte ejecutiva estaba a cargo de Jorge Pedraza Salinas como Director; Héctor González, como Subdirector; Ricardo Ramírez, como Jefe de Redacción y Juan Roberto Zavala, como Jefe de Información. "Universidad" tenía un tiraje de 5 mil ejemplares diarios.

Numerosos colaboradores llenaron las páginas de "Universidad".

Además de los ya mencionados, hay que agregar a Alicia Reyes, la nieta de don Alfonso Reyes, Aureliano Tapia Méndez, Mario Anteo, Ismael Vidales, Ma. Belmonte, Francisco Calvi, Silvia Mijares, Genaro Salinas Quiroga, Manuel Neira Barragán, Mario Martínez Oseguera, Ramiro Flores, Guillermo Cortés Melo, Horacio Salazar Ortiz, Roberto Chapa, Andrés Huerta, Eligio Coronado, Luis Barrera, Franz Bouchspies. En fin, la lista es larga.

LAS ARMAS DE

LA INTELIGENCIA

Como Director de "Universidad", en aquella ocasión nos correspondió escribir un texto titulado "Las armas de la inteligencia". En ese momento afirmamos, entre otras cosas, que esta publicación "nace bajo signos alentadores: los signos de la paz, de la investigación, del avance académico. Surge en un marco de libertades y solamente condicionada a la propia finalidad de la libertad: el bien común. Buscaremos transformar el papel y la tinta en ideas y mensajes". Y más adelante agregamos "Aceptamos, gustosos, el compromiso con nuestro tiempo".

"Universidad" reflejó en sus páginas la realidad, defendió la libertad de expresión y contribuyó a fomentar la comunicación entre los alumnos y los maestros, entre la Universidad y la sociedad. A través de "Universidad", el pensamiento universitario llegó más allá del aula.

Por espacio de más de tres años (hasta 1979) se publicó "Universidad", aunque hubo necesidad de convertirlo en semanario. En aquella época, se publicó también la Revista "Armas y Letras", que sigue apareciendo en nuestros días.

Han transcurrido 40 años desde aquel 24 de marzo de 1976, en que fuera fundado el periódico "Universidad", el cual logró sobrevivir hasta 1979. "Universidad" ha quedado registrado en la historia como el primer – y único hasta ahora – diario de la UANL.