24/Oct/2019
Editoriales

Así… ¿cuándo?

En enero de 1848, antes de la firma del Tratado Guadalupe Hidalgo mediante el cual México “vendió” sus territorios nórdicos a Estados Unidos, se anunció el descubrimiento de oro en California.

Esta noticia desató tal vez la mayor fiebre del oro que haya registrado la historia. La población del territorio pasó de mil 500 a 100 mil personas en un año. Claro, muchas de ellas eran bandoleros, pistoleros, ladrones. Y como era de esperarse se desató una anarquía tal, que el gobierno federal mexicano, preocupado por los desmanes, envió una fuerza armada para restablecer el orden. Fue inútil: casi toda la tropa desertó para irse a las filas de los buscadores de oro.

El gobierno mandó entonces un barco de guerra, del que desembarcó una compañía, cuyos miembros desaparecieron igualmente. Así… ¿cuándo?