15/11/2018
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Septiembre 8 de 1844: Entra en funciones el regiomontano Vicente Canalizo como presidente interino de la República en virtud de la licencia solicitada por motivos de salud de Antonio López de Santa Anna el día anterior. Eran los tiempos de la campaña contra Texas, la provincia separatista a la que Santa Anna decide someter para que no abandone a nuestro país. Canalizo nació en Monterrey el 19 de agosto de 1794 y es el único nuevoleonés que ha llegado a ser presidente.

  Aunque su presidencia es cuestionada, en este interinato duró sólo unos días, pues partió de la capital rumbo a Texas para asumir el mando de operaciones en la guerra. Por ello, Santa Anna entregó el poder a José Joaquín Herrera en forma provisional y es hasta el 21 de septiembre cuando Canalizo regresó a rendir su protesta como presidente interino de la República, pero tres meses después -el 6 de diciembre de 1844- claudicó ante las protestas populares por el cobro excesivo de impuestos.

  Ya anteriormente Canalizo había estado en la presidencia en forma interina, del 4 de octubre de 1843 al 4 de junio de 1844, apoyando a su amigo Santa Anna publicando un decreto en el que daba el triunfo a los federalistas yucatecos, aceptando que pudiesen nombrar a sus autoridades (contrario a la constitución centralista de las Bases Orgánicas) y liberaba a Yucatán de la obligación de enviar tropas y dinero para la guerra de Texas. Canalizo no tiene buen récord al frente de México, pero se debe considerar en su favor que fue leal a sus principios conservadores y centralistas, además de haber mostrado siempre lealtad a su amigo López de Santa Anna.