23/09/2018
Nacional

Salarios altos sólo en EU y Canadá acepta México en nuevo acuerdo comercial

 

Los temas que habían atrasado la negociación del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) quedaron resueltos dentro del diálogo bilateral entre Estados Unidos y México.

 En el sector automotriz, México cedió a la petición de Canadá y Estados Unidos, quienes demandaban que un porcentaje del contenido de este sector proviniera de zonas que pagaran a sus trabajadores al menos 16 dólares por hora.

 Así, en el nuevo acuerdo comercial al menos el 40 por ciento del contenido de un auto se producirá en “zonas de alto salarios”, principalmente en Canadá y Estados Unidos, explicó este lunes Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, quien aseguró que en algún momento México también podrá participar en dicho porcentaje de producción.

 El 60 por ciento restante del contenido de un vehículo automotriz podrá provenir de cualquier otra parte de la región.

  “Habrá hoy mayor requerimiento para que hagamos más cosas en América del Norte”, comentó Guajardo, durante una conferencia en Washington, en la que estuvo acompañado por Jesús Seade, el representante del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en la modernización del pacto comercial, y Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores.

 Guajardo detalló que casi el 70 por ciento de las exportaciones mexicanas de autos ya cumplen con las características para cumplir con los nuevos requisitos del tratado, mientras que el otro 32 por ciento de la producción nacional, debido a su modelo de negocio, deberán hacer algunos cambios.

 

Estacionalidad de alimentos

 

La propuesta de estacionalidad para las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos de productos agrícolas quedó fuera, afirmó Guajardo.

 Durante las negociaciones, Estados Unidos demandaba que México sólo exportara productos agrícolas cuando no fuera temporada de cosecha de los mismos alimentos en Estados Unidos.

 

Resolución de controversias

 

Respecto a la resolución de controversias, otro de los temas ríspidos dentro de la negociación, Guajardo explicó que el Capítulo 20 quedó sin modificaciones, mientras que esperarán a que Canadá se una a las conversaciones para definir qué sucederá con el Capítulo 19.

 Este último capítulo permite que cualquiera de los tres países soliciten establecer paneles binacionales cuando consideren existe una práctica desleal por algún otro miembro del acuerdo.

 

Continuarán aranceles al acero y aluminio

 

A pesar de que al principio de la conferencia de prensa en Washington, Guajardo aseguró que dentro del nuevo acuerdo no se aceptaron “cuotas, ni restricciones, ni tarifas en el comercio”, los aranceles a las importaciones de acero y aluminio hasta ahora se mantienen dentro del acuerdo.

 Hasta ahora, los envíos mexicanas de acero y aluminio tienen un arancel de 25 y 10 por ciento, respectivamente, tras el argumento de Estados Unidos de que las importaciones nacionales atentaban contra su seguridad.