14/11/2018
Editoriales

Entrecurules 06 08 18

Recientemente, es decir el tres de agosto de este año, el Regio.com publicó una nota de Yoana  Martínez, nieta del ex Gobernador de Nuevo León, Alfonso Martínez Domínguez, en la cual la joven rescató algunas frases importantes de su abuelo y que al leerlas nos dicen por qué el PRI sufrió el peor de los descalabros en la pasadas elecciones.

 Dice Yoana al recordar una frase de su abuelo "si no marchamos con el pueblo, el pueblo marcha sin nosotros" y ella concluye "y así fue "la gente abandonó a los malos gobernantes y partidos que nos traicionaron”.

 Abogada de profesión, autora del libro "El poder de un hombre", dedicado a su abuelo, Martínez repudia la traición, la ambición, la imposición y el abandono de las causas sociales y añade "el pueblo ya no aguantó más. Tomó una decisión y ahora nos toca unificarnos, cicatrizar y trabajar junto al próximo gobierno para sacar adelante el país.

 Y ya desde marzo 9 de 1963, el ideólogo del tricolor Jesús Reyes Heroles, advertía que el tricolor para fortalecerse requería de no apartarse de sus principios revolucionarios.

 "Nuestro propósito es progresar económicamente, fortaleciendo la independencia nacional, consolidando las libertades espirituales y políticas. Nuestro propósito es progresar con una economía ordenada, que avance y no se detenga o retroceda, en que no cabe el despilfarro, el descuido y la improvisación. Nuestro propósito es progresar, extendiendo el bienestar social, aproximándonos cada vez más a la justicia social. Nuestro propósito es progresar, mejorando y depurando los sistemas democráticos. Nuestro propósito es progresar, con el viejo tema: "contando cabezas y no cortándolas".

 Reyes Heroles advirtió en 1963. "Estamos expuestos a los males de  los partidos políticos de todo el mundo. La máquina, el aparato, la burocracia tienden a convertirse de un medio en un fin. Es el caso del aparato imponiéndose a la base, es en cierta medida "la creación rebelándose al creador".

 Impedirlo es obligación  de dirigentes y militantes. Los dirigentes deben estar siempre cerca de las filas, entre aquellos y éste debe efectuarse un contacto cotidiano y al mismo tiempo que están obligados a orientar a la masa. Deben amalgamar sus ideas con las necesidades y planteamientos que la propia masa les hace.

 Y nosotros decimos que nunca es tarde para volver al camino correcto. Tienen razón Yoana y Jesús Reyes Heroles "nos alejamos del pueblo y no hubo quien orientara a lo masa con las consecuencias que ya todos conocemos, un PRI derrotado.

 Es tiempo pues de poner nuevos cimientos al tricolor para que en otra elección no vaya a pasar lo mismo. Urge la sacudida y la purga de la que habla Humberto Cervantes Vega y Manlio Fabio Beltrones. A trabajar pues para volver a los tiempos de gloria del tricolor.