09/Dec/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Noviembre 12 de 1651: nace en la hacienda de San Miguel Nepantla, hoy Estado de México, quien sería conocida como “La Décima Musa” Sor Juana Inés de la Cruz. Juana Inés de Asbaje y Ramírez, tiene aspectos de su vida personal inciertos aún (entre ellos su fecha exacta de nacimiento), pero sigue estudiándose e investigando sus orígenes familiares. Por años se aceptó que había nacido en la fecha mencionada, pues ese dato lo estableció su biógrafo el padre Calleja, pero se encontró un acta que data de 1648, que dice que fue bautizada el 2 de diciembre, lo que significa tres años de diferencia. Sus padrinos fueron Miguel y Beatriz Ramírez, hermanos de su madre doña Isabel, y ahí se consigna que es “hija de la Iglesia” que significa hija natural. El historiador sugiere que Juana Inés nace en mayo de 1648. Esta tesis es discutida porque si el acta mencionada corresponde a Sor Juana Inés de la Cruz, habría sido bautizada en fecha más reciente a su nacimiento, según la costumbre de la época. Al margen de su origen familiar, Sor Juana Inés de la Cruz fue una mujer extraordinaria desde muchos puntos de vista y su vasta obra literaria lo comprueba. A los tres años de vida ya sabía leer y escribir, al grado que cumplidos los ocho años escribió su primera loa. Su pasión por las letras impresiona y el botón de muestra es que alcanzó a poseer 4 mil volúmenes en su biblioteca personal, algo asombroso en cualquier época, pero más en el siglo XVII. En el ocaso de su vida pudo vender esa colección de libros y el producto fue destinado a ayuda humanitaria entre los pobres. Tiene obra para todos los gustos, en verso, en prosa, comedias de teatro, poesía, oraciones y textos devotos.

En 1695 muere ayudando a compañeras monjas durante la epidemia de cólera que azotó a México.