06/Jul/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Mayo 25 de 1625: Martín de Zavala es nombrado gobernador del Nuevo Reino de León. Nacido en Zacatecas, hijo natural del general Agustín de Zavala y de Ana Sepúlveda. Renovó la capitulación de Carvajal y de la Cueva casi en los mismos términos, obligándose a pacificar y poblar el Nuevo Reino de León, comenzando por fundar dos villas. Su nombramiento se supo en Monterrey hasta el 2 de agosto de 1626, tres semanas antes de que llegara y presentara la Real Cédula otorgada por su Majestad. Se encontró con una entidad semi despoblada, y una presencia importante de los monjes franciscanos que con escasos recursos educaban a la población. La lucha contra los naturales era cotidiana pues atacaban la ciudad, que consistía sólo en un caserío de  palizadas embarradas de lodo. El Gobernador Martín de Zavala llegó a Monterrey el 8 de agosto de 1626, pero empezó con el pie izquierdo pues le cambió de nombre a la ciudad, llamándole villa de Cerralvo, para avanzar en el cumplimiento de su compromiso de fundar dos villas. Pero este nombre de villa de Cerralvo duró hasta 1628, que hubo de regresar al título de ciudad Metropolitana de nuestra señora de Monterrey por orden del virrey, quien escuchó las protestas de los vecinos antiguos. Sin embargo, el gobierno de Martín de Zavala se caracterizó por el apoyo al desarrollo económico de todas las áreas posibles: ganadería, agricultura, minería y construyó casas de material para los vecinos y trazó con orden la ciudad. Gracias a él la ciudad se convirtió en un centro de poder y en la urbe más moderna del norte de la Nueva España. Zavala atrajo inversiones estimulando a ganaderos del centro del virreinato otorgándoles mercedes de tierras, además fundó varias poblaciones, no se limitó a cumplir su compromiso de hacerlo con sólo dos. Pero también el gobernador Martín de Zavala se caracterizó por apoyar a toda aquella actividad que produjera riqueza. Murió siendo gobernador el 8 de agosto de 1664, luego de haber sido amputado de una pierna que se la había infectado. Se distinguió por haber vivido siempre sin ningún tipo de lujos. A este gobernador, Martín de Zavala, se le debe que nuestro estado haya iniciado su consolidación como una entidad próspera.