25/04/2018
Editoriales

Febrero 22 de 1861: nace en la hacienda de Santo Domingo, de San Nicolás de los Garza; Nicéforo Zambrano, quien llegaría a ser gobernador del 1 de julio de 1917 a 4 de octubre de 1919

Febrero 22 de 1861: nace en la hacienda de Santo Domingo, de San Nicolás de los Garza; Nicéforo Zambrano, quien llegaría a ser gobernador del 1 de julio de 1917 a 4 de octubre de 1919. Hijo de Desiderio Zambrano y María de Jesús Cavazos, su familia es de condición humilde, así que desde niño trabaja en el comercio. Siendo joven es conductor de camiones de las Casas Milmo, Hernández y de cualquier empresa que requiriera fletes.

En 1885 se fue a vivir a Cuatro Ciénegas, Coahuila, y casa con María de Jesús Castilla, acercándose en plan amistoso con la familia Carranza. Regresa a Monterrey y se politiza vinculándose a la corriente de Flores Magón, llegando a ser alcalde de Monterrey, tomando posesión de su cargo el 20 de enero de 1913, para repetir en el esa notable posición en 1914 recibiendo la alcaldía del doctor Ramón E. Treviño. Es preso por diferencias políticas pero sale libre y llega a ser diputado por Nuevo León al congreso constituyente de 1917. Fue tesorero del país en el periodo pre constitucional, y posteriormente es nombrado jefe del Departamento de Papel Moneda constitucionalista.

Es declarado gobernador de Nuevo León, por decreto de 26 de julio de 1917. Su gestión e caracteriza por luchar contra la delincuencia y le corresponde imprimir la constitución de 1917 promulgada el 16 de diciembre. Erigió una estatua a Mariano Escobedo, ubicada en Madero y Zaragoza. El 4 de octubre entregó el poder a José E. Santos. Muere en Monterrey, el 20 de septiembre de 1940.