27/05/2018
Editoriales

Rodolfo Valentino

Rodolfo Valentino nació en Italia en 1895. A los 18 años emigra a Estados Unidos, llegando a Nueva York y de inmediato consigue trabajo de bailarín de tango en el Maxim’s, centro nocturno de gran clase. De pronto se envuelve en un escándalo porque una mujer con la que Valentino tenía un romance, asesina a su marido. Rodolfo Valentino huye y llega a Hollywood en donde causa furor por su atractivo físico entre las damas. Fascina a las multitudes con sus actitudes no convencionales, así que ingresa al cine filmando catorce películas de gran formato, incluyendo The Eagle, que consolida su fama de galán y hombre atractivo con el sexo opuesto. En 1926 se divorcia por segunda vez y entonces sí, las mujeres se le van de frente, convirtiéndose en el soltero más codiciado. De pronto después de una fiesta en su honor, amanece con un fuerte dolor estomacal y en el hospital se preparan para operarlo de una úlcera y amputar el apéndice que estaba afectado, pero al abrirlo se dan cuenta que el ácido úrico había impregnado parte de su cuerpo y penetrado en el corazón. Seis días después, Rodolfo Valentino, el más famoso de los “Latin Lovers” del cine mudo, muere el 23 de agosto de 1926, con 31 años de edad. Por años, una misteriosa “dama de negro” visitaba la tumba del artista, y se corre la versión de que era una princesa que lo amaba. Tiempo después, una distribuidora de películas confesó haber inventado al personaje para mantener viva la mística de Valentino y continuar vendiendo sus películas mudas.