18/11/2018
Editoriales

Un Gobierno fallido, el del Bronco

* Pifias políticas, reveses legales, escándalos y desplome de su popularidad, así lo indican

No sólo es el hecho de que el Gobierno de Jaime Rodríguez Calderón no cumplió con ninguna de sus promesas de campaña; o el hecho de que su popularidad haya caído a niveles de menos de 30%; o que las finanzas estatales sigan en quiebra y la deuda aumentando: sino que también que la operación del Gobierno en sí misma indica una "falla sistémica", es decir, una cadena de errores y pifias que en este momento se expresan en los reveses legales que ha sufrido el Gobierno en el caso de Rodrigo Medina y también en los escándalos de nepotismo tanto del gobernador como de algunos de sus principales colaboradores.

Es decir, el gobierno que prometió ser diferente y además "ciudadano" se muestra pésimo en su desempeño legal y en este momento un juez federal ha eliminado virtualmente todos los cargos contra Rodrigo Medina el ex gobernador supuestamente acusado de corrupción por un ejercicio indebido de funciones, el único cargo por el que está siendo procesado, al mismo tiempo que salen a relucir recibos de nómina y documentos que indican que familiares del Gobernador, de su Procurador y de su secretario administrativo, figuran en la nómina del Gobierno estatal con altos sueldos. Pero, todavía peor es la defensa que hace el vocero del gobernador sobre las pifias legales encontradas por un juez federal que invalidó el sustento de las acusaciones contra Medina y, peor aún, la defensa que hizo el gobierno de los funcionarios que otorgaron empleos a sus familiares.

Esta última defensa, patética por cierto, aduciendo que los familiares llegaron a esos puestos por "méritos" o porque "otro funcionario los designó" indican, claramente, que este Gobierno es en Gobierno fallido o un equipo con limitaciones mentales severas para poder cumplir con su misión.