27/Sep/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Febrero 14: Día del amor y la amistad, o día de Cupido, o de San Valentín. Esta celebración tiene antecedentes de todo tipo: mitológicos, religiosos y comerciales. Se habla en revistas comerciales que Cupido es el hijo de Venus (diosa del amor, la belleza y la fertilidad) y Afrodita, siendo que ambas son diosas de culturas y tiempos diferentes, la primera fue Romana y la otra, Afrodita, griega (hija de Zeus y Dione), con supuestos dones parecidos.

De Cupido dice la mitología que era un dios pagano y caprichoso que lanzaba flechas con su arco para controlarlas por medio de sus instintos sexuales desatados, y que celebraba la fiesta de la Lupercalia. San Valentín es un santo romano cuya existencia también fue debatida, hasta que el papa Gelasio I en el año 498 declaró la Fiesta de San Valentín, recordando al médico que hecho sacerdote casaba a los militares, a pesar de que el emperador Claudio II lo había prohibido, y fue ejecutado un 14 de febrero. Sin embargo, este festejo no es universal, pues en Bolivia, por ejemplo, se celebra el 21 de septiembre por razones históricas; en en Brasil, el 12 de junio; en Cataluña, el 23 de abril.

La fecha del 14 de febrero también evoca algunas matanzas como la de Chicago en 1929, cuando Al Capone ordenó acabar con cinco gangsters enemigos; o la de Florida hace dos años que un joven mató a 17 compañeros estudiantes. Lo cierto es que los comerciantes hacen su agosto en febrero y con el tiempo mezclaron las figuras y leyendas para terminar en el Día del Amor y la Amistad que celebramos en buena parte del mundo, una fecha para regalar rosas y cosas, entre ellas podría ser hasta una demostración de amor. Las tarjetas de amor se las debemos a Esther Ángel Howland, que en 1842 vendió en Massachusets las primeras que la gente les llamó “Valentines” y se volvieron tradicionales. Les deseo a todos un Feliz Día del Amor y la Amistad.