15/11/2018
Editoriales

Se "precariza" la delincuencia en NL; como empleos y salarios

Recibí una llamada de "extorsión" esta semana a mi teléfono particular. Habló una joven que dijo ser mi hija y estaba llorando. Me pidió que la ayudara y enseguida me pasó a un fulano que hablaba con acento y estilo del DF pero "modosito", es decir una voz no agresiva ni de "malandro".

No les creí y les colgé. Llame al 089, el servicio contra delitos del Gobierno del Estado, para denunciar y me dijeron que de ese teléfono con el lada de Monclova, es decir el 866, se habían denunciado ya otras llamadas en las cuales los presuntos delincuentes exigen dinero y si no lo tiene la persona entonces exigen "una recarga" del mismo teléfono y te piden que vayas "al Oxxo" a comprarla . Esto es coherente con la ola de "robos del hambre" que han proliferado en Nuevo León y en el país como es el caso de los "cristalazos" que han aumentado hasta en un 20% en Nuevo León; o el "robo a negocios" o "tiendas de conveniencia" en busca de cigarros, alimentos o cerveza y licores etc.

En estos momentos está circulando en la redes sociales una denuncia de alguien que dice que han ocurrido 4 "secuestros exprés" en el sur de la zona metropolitana de Monterrey por una banda que ataca en los Oxxos o las Farmacias Guadalajara o del Ahorro y pide a las personas de 50 a 200 mil pesos y libera a los secuestrados en cuestión de horas. Ya no son los secuestros de personas acaudaladas y los rescates millonarios.

Siendo Nuevo León un estado donde la industria o sector secundario de la economía, así como la agricultura y la ganadería y la obra pública están decreciendo y sólo crece el "sector terciario" o de los servicios con "empleos precarios" , como los llama el INEGI; con sueldos bajos y horarios extenuantes, la "delincuencia precaria" también prolifera y es la que no tiene el nivel de armamento y comunicaciones de los cárteles de la droga, sino con grupos o pandillas de jóvenes en su mayoría que roban o intentan las extorsiones para exigir sumas menores de dinero o de plano que les recarguen el celular.