Internacional

Al menos 24 inmigrantes mueren ahogados en naufragio de embarcación en aguas griegas

ATENAS  - Al menos 24 personas que trataban de llegar a Europa se ahogaron cuando la embarcación en la que viajaban se hundió frente a una isla griega, dijeron autoridades, un hecho que elevó a 80 el número de inmigrantes y refugiados que han muerto en el mar en la última semana.

Más de 900.000 refugiados e inmigrantes que huyen de Siria, Afganistán y otras zonas de conflicto llegaron a Grecia procedentes de Turquía el pasado año, en una ruta corta pero muy arriesgada cruzando el mar, a menudo en botes inflables. Cientos se han ahogado.

El naufragio se produjo el miércoles por la noche al norte de la isla de Samos en el Mar Egeo, cerca de la costa turca. "Un hombre que logró nadar a la orilla dijo a las autoridades griegas que la embarcación transportaba a 40 o 45 personas", afirmó un funcionario de la guardia costera.

Un día antes, seis inmigrantes, incluyendo a un niño, se ahogaron cuando su embarcación zozobró costa afuera de la isla de Kos, cerca de Turquía.

El flujo ha continuado durante los meses del invierno boreal a pesar de las frías temperaturas y el mar agitado. Unas 2.000 personas llegan a diario a las islas griegas, según datos de la agencia de refugiados de la ONU, ACNUR.

Muy pocos de los que llegan a Grecia eligen quedarse y buscar asilo en el país, que vive su peor crisis económica en tiempos de paz. La mayoría continúa su camino hasta los Balcanes y desde allí a los países más ricos de Europa occidental.

El miércoles, la Comisión Europea advirtió que podría haber más controles entre Grecia y otros países en la zona de libre circulación de Schengen a partir de mayo, a menos que Atenas repare ciertas "deficiencias graves" en su gestión de la frontera externa de la zona.

El alcalde de Lesbos, la isla a través de la cual llegaron el año pasado la mayoría de los refugiados e inmigrantes, dijo el jueves que estas advertencias son "completamente injustas y absurdas".

"Más de 550.000 personas pasaron sólo por la isla de Lesbos, que no es más que un puntito en el mapa mundial, y no cerramos las fronteras", dijo el funcionario. "Grecia hace todo lo que puede. Está haciendo mucho más de lo que puede", sostuvo.