14/08/2018
Editoriales

GUILLERMO DEL TORO MADE IN MÉXICO

Reiterando su orgullo de ser mexicano, tras ser galardonado como el mejor Director, sin duda alguna, Guillermo del Toro fue el triunfador de la nonagésima edición de los premios a lo mejor de la meca del cine al llevarse dos estatuillas y dos más de su equipo por su película La Forma del Agua.  

El cineasta mexicano, quien se ganó la fama internacional debido a su enorme talento y creatividad, multipremiado y nominado, es reconocido por sus cintas “Cronos”, “El Laberinto del Fauno”, “Hellboy”, “El Espinazo del Diablo”, “El orfanato”, “La Cumbre Escarlata” y la laureada cinta, es todo un hombre de familia.

Nacido el 9 de octubre de 1964 en Guadalajara, Jalisco, está casado con Lorenza Newton, desde 1986, dos años después de su debut cinematográfico.

Guillermo y Lorenza se conocieron cuando cursaban juntos la preparatoria en su natal Guadalajara, y desde entonces han sido inseparables. Se les ve juntos y cariñosos en las galas, él siempre atento y romántico con ella, y ella fiel siguiendo a su esposo en sus grandes aventuras por todo el mundo. Tienen dos hijas: Marisa y Mariana del Toro, quienes se han mantenido fuera de los reflectores.

En el 2015 la familia vivió angustiantes momentos cuando un primo de Lorenza fue secuestrado, lo que también hizo que la pesadilla de Guillermo regresara, pues en 1998 su padre fue secuestrado, y debieron dejar México.

La familia Del Toro, ha vivido de manera hermética, el mismo Guillermo ha revelado que su vida social se limita a lo que ocurre en el set.

xakitvo@gmail.com