03/Apr/2020
Espectáculos

Invita 3 Museos al programa “Café con Historia”

Se realizará todos los martes entre el 1 al 29 de octubre.

 

 

Porque las sierras de Nuevo León, sus comunidades y sus ranchos son un rico laboratorio en donde convergen la tradición herbolaria y los conocimientos ancestrales que permiten encontrar la salud en la naturaleza y las tradiciones espirituales, Café con Historia realiza el ciclo De Remedios y Medicina Alternativa, los martes del 1 al 29 de octubre.

Para el programa que realiza el Museo de Historia Mexicana en coordinación con la Asociación Estatal de Cronistas Municipales del Estado de Nuevo León "José P. Saldaña", se eligieron cinco municipios que representarán diversos espacios geográficos.

Linares con la participación del Lic. Armando Leal Ríos, el 1 de octubre; el Lic. Juvencio Carrizales Torres, cronista de Mier y Noriega, el 8 de octubre; el martes 15 de octubre, el Dr. Carlos Gómez Flores, cronista de Bustamante; el C. P. Antonio Flores Treviño, cronista de García, el martes 22 de octubre y cierra el ciclo el 29 de octubre, el Lic. Rafael Ríos Cázares, cronista de Ciénega de Flores.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la medicina tradicional "tiene una larga historia. Es la suma total de los conocimientos, capacidades y prácticas basados en las teorías, creencias y experiencias propias de diferentes culturas, bien sean explicables o no, utilizadas para mantener la salud y prevenir, diagnosticar, mejorar o tratar enfermedades físicas y mentales".

Para las comunidades alejadas de los centros de salud que viven una demanda de asistencia sanitaria, la existencia y confianza en los curanderos tradicionales, los factores económicos y la preferencia por los tratamientos naturales permiten que la población haga uso de sus conocimientos y que los transmita de generación en generación, a través del aprendizaje y reconocimiento de lo originario y tradicional de cada pueblo.

En la participación de los cronistas en el ciclo De Remedios y Medicina Alternativa se contará con algunos de los personajes que actualmente son reconocidos en sus comunidades como sanadores.

En un artículo publicado en Scielo (Jiménez, Hernández, Espinosa, Mendoza, Torrijos. 2015) los especialistas señalan que en México los jardines y huertos en el traspatio familiar constituyen una gran riqueza vegetal debido al alto grado de diversidad, complejidad y usos antropocéntricos, sobre todo en la zona rural donde se cuenta con mayor superficie para el cultivo y la mujer juega un papel importante en la preservación de esta cultura.

Para Bañuelos (2007) el uso y conservación de las plantas se vincula con la cultura, la identidad, el territorio y el desarrollo; es decir, los recursos vegetales, son considerados producto de una cultura que podrían perderse ante la presión industrializante, por lo que la investigación y el conocimiento de curanderos, yerberos, permite asegurar el abastecimiento de medicina en el futuro y encontrar y cultivar plantas medicinales de alto valor que permitan a los campesinos mejorar su economía con estrategias para el desarrollo rural sostenible.

En el Siglo XIX, el Dr. José Eleuterio González "Gonzalitos" realizó una clasificación la flora existente en Monterrey y sus alrededores, su lista estaba compuesta de 375 especies.

Más tarde en sus "Lecciones orales en materia médica y terapéutica" conminaba a sus alumnos a "estudiar los medios curativos que tenemos en nuestra tierra, es decir, los medicamentos indígenas: porque no es razón que hagamos por conocer aquellas cosas que solo pueden adquirirse en cantidades limitadas y costa de mucho tiempo y dinero; y que dejemos desconocidas las que tenemos a mano y que se adquieren sin costo y sin limitaciones de cantidades".