Nacional

Tribunal de Justicia Administrativa hará su parte contra corrupción

México - El presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, Manuel Hallivis Pelayo, aseguró que este organismo pondrá su grano de arena para servir a México y combatir la corrupción, pues "nadie debe estar fuera de la ley".

En el foro Transparencia y Rendición de Cuentas "Los desafíos de México en el siglo XXI", que se realizó en el Palacio Legislativo de San Lázaro, expuso que la corrupción es un flagelo que a todos nos afecta y cuesta, pero daña sobre todo al más desprotegido y vulnerable.

Hallivis Pelayo indicó que el bien que se persigue con el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) es la honestidad en los servidores públicos, para lo cual cada sanción deberá ser acorde a la falta que se cometa.

"No queremos, como en el siglo XIX, que se cuelgue la cabeza de alguien y pasemos todos y le tiremos de resorterazos, eso no sirve para nada", aclaró.

El objetivo es desmantelar las redes de corrupción, planteó, que cada sanción determinada por el tribunal o por el juez penal genere un ejemplo y efecto multiplicador, de que su incumplimiento será detectado, investigado y sancionado justa, oportuna y enérgicamente.

El doctor en derecho señaló que se deberán generar incentivos para inhibir actos contrarios a derecho o al interés público y que con ello gradualmente se vaya construyendo un mejor servicio público que responda a las expectativas de México.

Lo anterior con el fin de que cambie la percepción negativa que tiene la población y la falta de credibilidad, de ahí la importancia de fortalecer a las instituciones con un servicio público cabal y honesto.

Este tribunal, planteó, desde los años 60 juzga el tema de irregularidades de servidores públicos, y ahora que será parte del Sistema Nacional Anticorrupción será parte del cambio de una "visión sistémica", pues antes se operaba de manera fragmentada.

Recordó que a partir del 19 de junio de 2017 que entra en vigor este sistema se separarán funciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y de la Secretaría de la Función Pública, que actúan como juez y parte, pues ellos investigan y sancionan.

Ahora es importante fortalecer a las instituciones que integran este Sistema Nacional Anticorrupción, entre ellas el Tribunal Federal de Justicia Administrativa y ASF, creando un sistema que repercuta en su eficiencia y cumpla los fines específicos.

Este tribunal juzga todas las controversias entre particulares y el Estado, y en la actualidad tiene en proceso 185 mil asuntos, explicó.

Reveló que en una muestra que se tomó de los últimos 16 años revela que de un millón 767 mil demandas que han recibido en ese tiempo sólo cerca de 30 mil han sido en materia de responsabilidades de servidores públicos, lo que representa menos del uno por ciento.

La mayoría de los casos se presentan en la Ciudad de México, y de acuerdo con un análisis que se hizo de los últimos 12 años de los casos presentados cerca de 51 por ciento lo gana un particular y el 48 por ciento la autoridad, destacó.

Finalmente, informó que como parte del cambio al implementarse el SNA se abrirán cinco salas regionales, que serán espejo de este tribunal en diversas partes del país, que se ubicaran: dos en la Ciudad de México; una en Torreón, Coahuila; otra en el sureste, que podría ser en Campeche; y una más en otro estado del país.