Internacional

En medio de feroz campaña anti China, Trump dice admirar a Xi Jinping y tener “excelentes relaciones"

De manera sorprendente para todos los asistentes y demás, durante la rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Australia Malcolm Turnbull, el Presidente Trump dejó en claro que, a pesar de la preocupación que hay por el déficit comercial con China, él no se une a la lluvia de ataques a China que se ha dejado sentir en la capital estadounidenses durante las últimas semanas. La ironía también es que Trump hizo esos comentarios en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro Malcolm Turnbull, quien se encuentra en Washington con el propósito de promover el intento de crear una relación cuadrilátera entre Australia, Estados Unidos, India y Japón, como una respuesta económica, si no militar directamente, a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China.

 Trump inició su comentario formal con el anuncio de que nombró al almirante Harry Harris como nuevo embajador de Estados Unidos en Australia. Harris ha sido muy abierto en sus ataques a China como comandante de la Flota del Pacífico y ha presionado sistemáticamente para instituir más operaciones de “libertad de navegación” en aguas cercanas a las islas que China reclama como su territorio. Los dos dirigentes elogiaron en su rueda de prensa a los cientos de años de “amistad” entre los dos países, desde que soldados estadounidenses sirvieron bajo un general australiano en la Primera Guerra Mundial. Turnbull trajo consigo una significativa delegación de empresarios y de gobernadores provinciales, con la perspectiva de establecer acuerdos de negocios importantes en Estados Unidos, relacionado también con proyectos de infraestructura.

 Ninguno de los dos hizo ningún comentario sobre China en sus palabras introductorias, aunque Turnbull si hizo comentarios insinuantes en el sentido de que ambos países son defensores de la libertad, pero la cuestión surgió de las preguntas de los periodistas sobre el comercio entre Estados Unidos y China, y si Estados Unidos reconsideraría su salida de la Asociación Transpacífica (TPP, en sus siglas en inglés). Trump respondió que Estados Unidos se hubiese unido a la TPP si “hubiera obtenido un mejor trato”, pero dijo que estaría muy contento de tratar con los países de manera bilateral, de manera que pueda negociar un mejor trato para Estados Unidos.

 Pero sobre China, dijo, “tenemos una gran relación con China, pero nos están matando con el comercio”. Luego señaló que “mi relación con Xi, es extraordinaria. Me gusta, y creo que yo le gusto”. Los periodistas se refirieron luego a la declaración del Secretario de Defensa, general Mattis, en el sentido de que China es una potencia revisionista (cosa que también se dice en la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de EU). Trump dijo que “China es dura. Y se están haciendo cada vez más fuertes. Pero los gobiernos anteriores [de EU] dejaron que eso pasara. Pero nuestra relación con China nunca ha estado mejor. Yo creo que podemos tener buenas relaciones con China y espero que mi relación con el presidente Xi permitirá que eso suceda”.

 Turnbull luego comentó a la misma pregunta. “Yo he visto la relación positiva que tiene el Presidente Trump con el Presidente Xi”, dijo Turnbull. “Y hemos de ver el ascenso de China tan importante para la región como para el mundo. Hay personas que quieren dar gritos para pintar a Estados Unidos y a sus aliados como Australia como contrarios a China en una especie de reedición de la Guerra Fría. Pero... eso no es preciso”, agregó. “Nuestro interés debe ser solo el de mantener el estado de derecho. El estado de derecho está ahí para proteger a todos. Y todos tienen un interés especial en ello, los países grandes y los países pequeños también”.