25/09/2018
Editoriales

Primero de Mayo: ¿Cómo existe la clase trabajadora todavía?

Cualquiera diría que sí, ante semejante pregunta de si existe o no la clase trabajadora.  Se podría decir que hay unos 20 millones de personas que trabajan para alguna empresa o patrón y que en total, hay más de 54 millones de ellos registrados como tales en el IMSS.  Sin embargo, estos trabajadores son muy diferentes de los que antes solían existir, cuando se acuñó el término de “clase trabajadora”. 

  Esos trabajadores tenían derechos, aunque sean muy pocos, y luchaban siempre por tener más. Así fueron acumulando derechos y conquistas más o menos desde principios del siglo XIX hasta finales del siglo XX en donde la tendencia empezó a revertirse.  Los contratos permanentes de trabajo o estabilidad laboral, las jornadas de sólo 8 horas con pago de horas extras, el derecho a vacaciones pagadas, el derecho a la jubilación o retiro con un sueldo equivalente a su salario;  la atención médica etc., derechos todos logrados por más de un siglo de luchas y movilizaciones, han ido desapareciendo y ahora se lucha por no perderlos, cuando se lucha, porque la lucha obrera misma también ha desaparecido.

   Les quedan muy pocos derechos a los trabajadores como clase.  Han perdido la mayoría y ahora trabajan sin contratos, en jornadas “indefinidas” que pueden ser de 12 horas o más; con sueldos “competitivos” que no les sirven para vivir y, de esa forma y por ese camino, se han ido convirtiendo en peones, “peones modernos”, o peones de la globalización.  Ya no es la clase obrera de antes es algo diferente e indefinido aunque todavía puede celebrar su día.  Que así sea.