31/May/2020
Editoriales

GPS Económico: MÉXICO MERECE DOS AÑOS DE GRACIA Y MÁS…¡¡ Los bancos han recibido de los gobiernos 20 veces más y siguen quebrados!!

 

---Después del COVID-19, reconstruyamos las naciones no los “walking dead”

 

Si a México se le condonan dos años del servicio de la deuda como lo proponen los ex presidentes del Celag*, podría ahorrar unos 1.6 billones de pesos que le permitirían recuperar la caída del crecimiento de estos últimos dos años y la que sobrevenga por el impacto de la epidemia del Coronavirus, por vía la conclusión de los proyectos de infraestructura como Dos Bocas, Sta. Lucía y el Tren Maya, etc, y el inicio acelerado de otros GRANDES PROYECTOS DE INFRAESTRUCTURA  que generen millones de empleos en esos dos años, así como el rescate de las empresas -Pymes sobre todo-que están siendo devastadas por la epidemia, mediante CRÉDITO NACIONAL a intereses menores de 1%. La ayuda directa a las familias trabajadores y a las del sector informal (unos 30 millones) en efectivo o con alimentos, también podría hacerse.   Esos 1.6 billones de pesos no son nada comparados con los 2.2 billones PERO DE  DÓLARES  que le autorizó el Congreso al Presidente de EU, Donald Trump dentro de los cuales, 450 mil mdd ; UNOS 8 BILLONES  --O MILLONES DE MILLONES DE PESOS--, son para RESCATAR BANCOS por la vía de servir como “apalancamiento” para que la Reserva federal compres hasta 10 veces  (unos 4 billones de dólares) de documentos tóxicos, bonos chatarra, cartera vencida etc. de esos bancos.  Desde el 2008 en que se inició el llamado “alivio cuantitativo”;  los bancos “sistémicos”, como Citibank, Bank of America, Santander, HSBC, Deutchebank, etc.( que son todos ellos acreedores de México y tienen en sus manos la deuda externa  también la interna),  han recibido alrededor de 14 billones de dólares para su rescate por esa vía con el argumento de que “son demasiado grandes para caer” y el gobierno debe rescatarlos CON DINERO DE LOS CONTRIBUYENTES.  Nosotros en México conocemos eso y lo vivimos con el Fobaproa.  En el paquete que lanzó el presidente de Francia, Emanuel Macron, por 300 mil millones de Euros, (Unos 7.5 billones de pesos), una buena parte es también para rescatar los bancos franceses, pagándoles los créditos que la gente no podrá pagar por la contingencia. La misma historia con los 460 mil millones de Euros que dedicó Alemania. Sin embargo, hay que recalcarlo, la reserva federal de EU y todos los bancos centrales de Europa o Japón, han venido inyectando, durante los últimos 11 años, esos 14 trillones de dólares, y todo ello a tasas de interés menores a 1%  y hasta 0% y el resultado es que no aportaron crecimiento a sus naciones ni siquiera al 0.1%, es decir, una décima de punto, pues la mayor parte se canaliza a la recompra de acciones,  nuevos “vehículos” de especulación como coberturas, swaps y derivados financieros.

  Al terminar la contingencia y la pandemia del Covid-19; se podrá avaluar y discutir públicamente si es necesario seguir sacrificando las naciones, usando sus impuestos  para rescatar esos “bancos zombies”;  o es mejor dejarlos morir;  o sólo rescatar la parte productiva de ellos, o sea,  las inversiones que están ligadas a la producción, a las familias, las pensiones etc. y dejar morir la parte especulativa como prescribía la ley Glasss Steagall de 1933 en los Estados Unidos y durante la gran depresión.  Aplicando estos principios, México podría liberarse de buena parte del peso del Fobaproa y utilizar Reservas Internacionales y Fondos de Estabilización, para lanzar un proceso de crecimiento económico de no menos de 7% anual, sin crear inflación y convirtiendo a nuestro país en potencia industrial en poco tiempo.

·  Celag:  Centro de Estratégico Latinoamericano de Geopolítica.