22/09/2018
Editoriales

Julio 16 de 1988: se manifiesta el ex candidato a presidente de México, Cuauhtémoc Cárdenas, en el Zócalo frente a 300 mil simpatizantes para exigir limpieza en las votaciones

 

Julio 16 de 1988: se manifiesta el ex candidato a presidente de México, Cuauhtémoc Cárdenas, en el zócalo frente a 300 mil simpatizantes para exigir limpieza en las votaciones. Diez días antes, el 6 de julio, se había celebrado la primera elección de los tiempos modernos fuera del domingo, experimento que no funcionó y no se ha repetido, pues el flujo de votantes fue bajo. Pero al día siguiente, el 7 de julio, el dirigente priísta Jorge de la Vega Domínguez proclamó el triunfo de su candidato Carlos Salinas de Gortari. Es necesario recordar que desde las 5:30 horas de ese mismo día, el secretario de Gobernación Manuel Bartlett Díaz informó que las malas condiciones climatológicas habían entorpecido el envío de información del resultado de las actas, lo que la prensa consideró una caída del sistema. Y la respuesta del candidato panista Manuel J. Clouthier fue que había sido una elección fraudulenta.

   Los candidatos Cárdenas y Clouthier se habían reunido el día 8 para acusar a la Comisión Federal Electoral de tener todos los resultados pero no darlos a conocer porque estaban maquillándolos. Bartlett no lo acepta y hasta el 13 de julio da a conocer los resultados oficiales: Carlos Salinas de Gortari, del PRI, obtuvo 50.36%; Cuauhtémoc Cárdenas, el 31.2 %, y Clouthier un 17.07 % de la votación. Se da la enorme manifestación cardenista que hoy recordamos y el 9 de agosto del mismo 1988 los candidatos perdedores lanzan un documento llamado “Declaración por la Democracia” iniciándose una movilización nacional en defensa del voto. El 18 de agosto en la UNAM, Cuauhtémoc Cárdenas se pronuncia por limpiar las elecciones, no aceptando una propuesta estudiantil de exigir nuevos comicios.

  Esta elección cambió la ruta de México, pues Salinas tuvo que multiplicar su acción de gobierno para conseguir una legitimación de su presidencia, pues los cuestionamientos fueron subiendo de tono a partir del primero se septiembre en que el presidente Miguel de la Madrid dio su sexto informe de gobierno, pues el diputado Porfirio Muñoz Ledo –viejo amigo de De la Madrid- lo interpeló cuando daba su informe, sentando un precedente que modificó el esquema del Informe Presidencial de allí en adelante. Salinas hizo un buen gobierno consiguiendo firmar el Tratado de Libre Comercio, algo que los mexicanos veíamos casi imposible, pues Estados Unidos nunca ha visto a México más que como una posible víctima de cuanto atraco se les ha ocurrido cometer.