Internacional

Turquía detiene a inmigrantes días antes de entrada en vigencia acuerdo con la UE

Turquía - La guardia costera turca detuvo el sábado a 63 personas de nacionalidad palestina y siria cuando intentaban cruzar a una isla de Grecia, en una señal del aumento de acciones de las fuerzas de seguridad para detener el flujo de inmigrantes ilegales y evitar que lleguen a la Unión Europea.

El próximo lunes entrará en vigor un controvertido acuerdo entre la UE y el Gobierno de Ankara por el que se devolverán a Turquía a los solicitantes de asilo.

El grupo detenido el sábado estaba tratando de cruzar a la isla de Lesbos desde la ciudad turca de Dikili, en la costa del mar Egeo. A los hombres, mujeres y niños se les pudo ver sentados dentro de una carpa blanca, tapándose sus caras, junto a decenas de chalecos salvavidas naranjas apilados.

El desacuerdo sobre cómo hacer frente a cientos de miles de inmigrantes procedentes de Siria y otros lugares asediados por la pobreza y los conflictos amenaza con dividir a los 28 estados miembros, convirtiendo el acuerdo con Turquía en esencial de cara a resolver la crisis.

El mes pasado, Turquía aceptó reacoger a todos los inmigrantes y refugiados que hubieran cruzado de manera ilegal a Grecia a partir del 20 de marzo a cambio de ayuda financiera, la exención de visados para los turcos que viajen a la UE y la reanudación de las conversaciones para la adhesión del país al bloque europeo.

Miles de inmigrantes todavía tratan de realizar la peligrosa travesía marítima, aunque las llegadas han disminuido. En lo que va de semana, más de 1.900 personas llegaron a Grecia, a pesar de las malas condiciones meteorológicas, y se registraron un total de 5.622 desde el 20 de marzo.

Debido al silencio por parte de las autoridades turcas sobre sus planes de acción, existe incertidumbre por saber cuántos refugiados serán enviados de vuelta, qué procedimiento usarán y dónde serán alojados.