03/Dec/2020
Local

Abordan relevancia de la comunicación científica en Congreso de NanoBioIngeniería

La segunda edición de este evento científico se realizó del 24 al 30 de octubre y contó con la representación de 25 países, 60 institutos de investigación y universidades, 600 participantes, además de 18 conferencias plenarias, ocho workshops, un foro internacional de discusión, entre otras actividades.

 

El área de la comunicación científica fue el tema central del Segundo Congreso Internacional de NanoBioIngeniería de la Universidad Autónoma de Nuevo León, rubro que además tiene una gran relevancia en el ambiente en que vivimos actualmente a nivel mundial.

“Este año abrimos un área muy interesante y relevante como es el de la comunicación científica, porque una comunicación adecuada de la ciencia hace que la población adopte a la ciencia como una de las grandes formas e incluso única forma de que avancemos como sociedad y que lleguemos a tener una mejor calidad vida”, argumentó el Coordinador del Centro de Investigación en Biotecnología y Nanotecnología (CIByN) de la UANL, José Rubén Morones Ramírez.

 De hecho, especialistas en la materia han realizado diseños de videojuegos basados en la técnica de CRISPR, en la que, con ciertos métodos, el usuario simula que cuenta con unas tijeras que cortan el ADN, pero el microorganismo no lo permite y tiene un sistema de reparación, todo esto a través de un juego.

 

 

“Al mismo tiempo que están aprendiendo también se divierten. Y todo esto es para que se humanice más a la ciencia, porque la ciencia es de todos y todos deberíamos vivirla. Se trata de adaptar el conocimiento como modo de sustento de vida de la sociedad”. José Rubén Morones Ramírez, Coordinador del Centro de Investigación en Biotecnología y Nanotecnología de la UANL.

 

Único congreso en México con enfoque interdisciplinario

El Congreso Internacional de NanoBioIngeniería de la UANL surgió en noviembre de 2018 con el objetivo de crear un espacio para la divulgación de los proyectos más innovadores en el área de la nanotecnología, biotecnología e ingeniería, promoviendo un ambiente de colaboración entre diversos grupos de investigación, profesores y estudiantes de varias partes del mundo.

 “Este evento forma parte de la inauguración del Centro de Investigación en Biotecnología y Nanotecnología de la UANL. Y en 2018 se organizó la primera edición como parte complementaria de la ceremonia de apertura de este espacio científico.

“Es el único congreso en México que se enfoca en la interdisciplinariedad de las tres áreas ya mencionadas anteriormente y queremos que el Centro siga siendo su sede, como un reflejo de lo que significa este espacio para la contribución de la ciencia”, detalló Morones Ramírez, investigador de la Facultad de Ciencias Químicas de la Máxima Casa de Estudios.

 La segunda edición de este evento científico -que es bianual- se realizó del 24 al 30 de octubre y contó con la representación de 25 países, 60 institutos de investigación y universidades, 600 participantes, además de 18 conferencias plenarias, ocho workshops, un foro internacional de discusión, entre otras actividades.

 

 

“Tuvimos talleres muy productivos este año, porque aprendimos acerca de la técnica de CRISPR (edición genética) relacionada con el Premio Nobel de Química 2020, además de que conocimos el uso de impresiones en 3D con aplicaciones biológicas. Y también sumamos talleres de escritura científica de artículos y uso de biorreactores”, expuso el Coordinador del CIByN.

 

La nanobioingeniería en la lucha contra el COVID-19

Ante la situación que se vive por la pandemia del coronavirus, la nanotecnología, la biotecnología e ingeniería toman mayor relevancia para combatir esta enfermedad.

 “Estas áreas ayudan muchísimo en estos tiempos, porque combinadas ayudan para crear nuevas tecnologías que tienen una relevancia impresionante en esta lucha contra el causante de esta pandemia que es el COVID-19, además de que tienen impacto en la parte ambiental y energética”, explicó José Rubén Morones Ramírez.

 

Nanotecnología: es una de las áreas del conocimiento que tiene una aportación muy grande en la entrega de fármacos, ya que muchos de los medicamentos actuales tienen base de nanotecnología para tratar de llevarlos de una forma más eficiente a los lugares donde se tiene el sitio afectado en el cuerpo humano. La nanotecnología no solo ayuda contra el coronavirus, sino contra enfermedades infecciosas, cáncer, tuberculosis, entre otras.

 

Biotecnología: es la base de todas las vacunas que se están desarrollando actualmente no solo contra el COVID-19, sino contra muchas enfermedades como el VIH, el cáncer y otras más. Y esta área es uno de los pilares en cuanto a la producción.

 

Ingeniería: cuando ya se tiene cierta vacuna, uno de los problemas es producirla en grandes cantidades y aquí entra la ingeniería, en la parte de bioprocesos, las plantas químicas y bioquímicas donde se van a producir todos estos fármacos y vacunas.