01/Dec/2020
Editoriales

Los Templos de Monterrey. La Divina Providencia, de Condominios Constitución. La Parroquia San Felipe de Jesús, de China, de la colonia Nuevo Repueblo

Durante la década de los años 50 del Siglo XX hubo grandes cambios urbanos que modernizaron y dilataron el perfil de nuestra Ciudad. Varios fenómenos relacionados con este crecimiento y evolución contribuyeron para la existencia del Templo de la Divina Providencia. 

 

Uno que fue determinante es la canalización del Río Santa Catarina, realizada por el gobernador Ignacio Morones Prieto entre los años de 1949 y 1952. Para concretar semejante súper proyecto urbano, la Universidad de Nuevo León, específicamente las Facultades de Ingeniería Civi y de Arquitectura, tuvieron una participación relevante.   Buena parte de los estudios, trabajos previos de planeación, supervisión y control de calidad de los trabajos en el río fueron realizados por sus maestros y estudiantes.

 

Se acordó que por tan importante participación se pagaría a la UNL con la cesión de terrenos rescatados al río. Había la idea de que las dependencias universitarias podrían ubicarse en esos mismos predios, pero a la hora de hacer un plan integral se vio que eso era inviable. Por ello, el gobernador José Santiago Vivanco y el rector Raúl Rangel Frías buscaron otra alternativa, consiguiéndose un predio amplio en la parte norte del Campo Militar en la frontera de Monterrey y San Nicolás de los Garza.  

  

Este magno plan maestro llamado Ciudad Universitaria resultó muy caro por haberse construido “con toda la mano”.  Para conseguir recursos se echó mano de los terrenos colindantes con el Río Santa Catarina, vendiendo uno que estaba atrás de la Iglesia Catedral -hoy Barrio Antiguo- con superficie de 78 mil metros cuadrados, que era un tiradero de basura con todos los aspectos negativos que ello implicaba para la Ciudad. Su extremo oriente estaba en el cruce de las calles de Constitución y Félix U. Gómez. 

 

Esto fue en la década de los años sesenta, en un Monterrey de 601 mil habitantes, y 90 mil obreros con necesidad de una vivienda digna y moderna, acorde con los programas del presidente López Mateos, quien propuso a través del fideicomiso FOVI, el patronato “Beneficio Universitario”, que había nacido en 1950 durante una visita del presidente Miguel Alemán, presidido hasta 1957 por Don Joel Rocha y luego por Don Manuel L. Barragán. 

 

Este primer desarrollo moderno del norte de México fue posible gracias al proyecto arquitectónico de Guillermo Cortés Melo, e ingenieril del montemorelense Porfirio Ballesteros. Mil 040 departamentos en 50 edificios, con precios entre 44 y 99 mil pesos, financiados a 15 años. Los Condominios Constitución fueron la sensación; los dos profesionistas universitarios estaban en su apogeo. Hoy día, el primero asesora y escribe, y el segundo se retiró a disfrutar de su familia. El proyecto incluía Jardín de niños y Escuela primaria y, a finales de la década de los años sesenta, se planteó dotarlo de  su propio templo. 

 

Los sacerdotes José de Jesús Rivera y Juan José Hinojosa Vela compraron al Patronato “Beneficio Universitario” un terreno por la calle Florencio Antillón No. 1241, en 416 mil pesos pagaderos a cinco años. El predio que está en la acera norte del desarrollo habitacional, recibió el 24 de diciembre de 1968 a sus nuevos vecinos en una Misa, y como ni ellos ni la Iglesia tenían dinero para edificar un Templo, se encomendaron a la Divina Providencia para que les proveyera de recursos.   

 

El Templo de la Divina Providencia

Comenzaron a reunir fondos con colectas vecinales y donativos de los desarrolladores inmobiliarios. El 1° de marzo de 1969 se bendijo una Capilla provisional que funcionó hasta 1973, y en ese año el arzobispo Alfonso Espino y Silva colocó la primera piedra del templo. Mientras se construía, se habilitó en un sótano otra capilla provisional, consagrada el 7 de diciembre de 1974, que daba servicios religiosos. 

 

El día 1° de enero de 1980, el arzobispo Jose de Jesús Tirado consagró el Templo de la Divina Providencia y en mayo 1° de 1985 se erigió en Parroquia separándose de la Catedral Metropolitana. Desde los años 80 funciona la Legión de María, que sostiene un comedor de pobres y además es uno de los centros encargados de ayudar a los católicos que abandonaron la Iglesia, y desean regresar. Los días último del año y primero del nuevo asisten no pocos feligreses a Dar Gracias y a hacer tres peticiones para el año nuevo, depositando tres monedas en los reclinatorios que cuentan con tres ranuras y prenden tres veladoras haciendo tres peticiones por el año nuevo.

 

El edificio del Templo de La Divina Providencia es de estilo moderno con figuras geométricas que sobre salen de la fachada. Su interior es sencillo y en el altar principal se encuentra una imagen de la Santísima Trinidad en los costados, la Virgen de Guadalupe y otros santos.  Esta Parroquia da servicio a los habitantes de Condominios Constitución, Barrio Antiguo, Barrio Santa Lucía, el edificio de departamentos La Capital.

 

Qué es la Divina Providencia

La Divina Providencia es una visión o concepto universal de todas las religiones, sustentada en la esperanza de que Dios jamás falla en la provisión de elementos vitales tanto para los seres humanos como para la naturaleza. Es decir, la fuerza que Dios nos da diariamente para que la existencia se conserve. Se trata del elemento mediante el cual Dios hace que las cosas funcionen. 

   

 

Templo de San Felipe de Jesús de China

 

 

La antiquísima colonia Nuevo Repueblo que desde la época colonial era asiento cercano a la Garita o Aduana interior, en 1865 fue parte de los “repuebles” que incorporaron nuevas áreas de la Ciudad a la mancha urbana. Su población recibió por años los servicios religiosos de la Catedral pues no había otra Parroquia en la Ciudad, hasta que en 1887 obtuvo la ansiada cobertura religiosa de la Basílica de Guadalupe. 

 

Así permaneció hasta el año de 1962 cuando el incremento de población de esa región de la Ciudad se había disparado a niveles inéditos. Las colonias tradicionales del rumbo, como la Independencia y la Roma habían crecido mucho, y aparecieron nuevas como la Ancira y la Alfonso Reyes. 

 

Al ser tantos vecinos con deseos de tener su propio templo, desde finales de la década de los años 50 del siglo XX lo solicitaban recurrentemente, pero ante la falta de recursos económicos, obtuvieron permiso del Arzobispado para iniciar formalmente la búsqueda de una buena locación. En una década hallaron un jacalón abandonado en la calle Castelar 1444 al oriente que se usó como Capilla en forma provisional. 

 

Después adquirieron el terreno de enfrente marcado con el número 1401 de la misma calle y, mediante rifas, kermeses y aportaciones de la gran cantidad de vecinos que eran, para 1962 terminaron de edificar un templo que fue bendecido. El estilo del Templo San Felipe de Jesús de China es neocolonial, con paredes de ladrillo, arcos y bóvedas. Su importante altura le da aspecto monumental; en el Altar mayor destaca un Cristo resucitado y la imagen del Santo Mexicano. 

 

¿Quién fue San Felipe de Jesús de China?

San Felipe de Jesús de China fue el primer santo mexicano, franciscano y mártir. Nació   en Ciudad de México en 1572, emparentado con Fray Bartolomé de las Casas. Durante su juventud era inquieto y aún con habilidades para la artesanía de plata, se inscribió en el Colegio de San Pedro y San Pablo dirigido por jesuitas, a estudiar gramática.

 

Estaba “de moda” en aquellos tiempos que los jóvenes se aventuraran a tierras insondables, así que se embarcó y llegó a Filipinas con apenas 21 años de edad. Al ver la pobreza espiritual tanto de españoles como de filipinos, ingresó a la Orden de los Franciscanos y escogió el nombre Felipe de Jesús. 

 

Estuvo en el convento de Santa María de los Ángeles de Manila, y un año más tarde, hizo su profesión religiosa. Debió tomar un barco a México para ser ordenado sacerdote pues en Filipinas no había obispo, sin embargo, naufragó en Japón, tierra donde estaba prohibida la religión Católica. Ante ello, fray Felipe de Jesús se refugió en Meaco pues los franciscanos tenían allí una escuela y un hospital advertidos de que no podían predicar su fe.  

 

El 30 de diciembre de 1596, a pesar de que tenían permiso oficial, todos los frailes fueron hechos prisioneros junto con algunos japoneses conversos al catolicismo. Los torturaron por varios días y el día 3 de enero les cortaron a todos la oreja izquierda. Luego los hicieron marchar casi desnudos y en pleno invierno, exhibiéndolos y torturándolos en público durante un mes, en Tokyo y en Nagasaki. 

 

El 5 de febrero de 1597, los 26 cristianos supervivientes fueron colgados de cruces en las afueras de Nagasaki. Los fijaron a las cruces con argollas de hierro en el cuello, en las manos y en las pierna y luego los atravesaron con lanzas.  

 

El primero en  morir fue Felipe de Jesús, pues las argollas que debían sujetarle las piernas estaban mal puestas, por lo que resbaló y se estranguló con la argolla del cuello, para rematarlo, le dieron dos lanzadas en el pecho. 

 

Fue beatificado, junto con sus compañeros, el 14 de septiembre de 1627 y canonizado el 8 de julio de 1862. Se le llamó San Felipe de Jesús de China, porque en aquella época a todo el oriente se le llamaba en forma coloquial “China”. Por ejemplo, a Gaspar Castaño de Sosa lo desterraron a la China cuando en realidad era a las islas Molucas, hoy Indonesia. La Colonia española de Conchinchina se decía que estaba en China, cuando estaba en Vietnam, entonces se llamaba Reino de Nguyen. La Nao de China que llegaba a Acapulco realmente venía de Filipinas.

 

Esta confusión hizo que un municipio de Nuevo León se llamara China, por San Felipe de Jesús de China. 

 

 

Fuentes 

 

http://internet.contenidos.inegi.org.mx/contenidos/productos/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/compendio/1960_p.pdf 

http://eprints.uanl.mx/9321/1/Memoria-28_web.pdf 

https://www.arquidiocesismty.org/parroquia-info.php?id=65 

https://ec.aciprensa.com/wiki/Divina_Providencia 

https://es.catholic.net/op/articulos/32202/felipe-de-jess-santo.html#modal 

https://www.arquidiocesismty.org/parroquia-info.php?id=148