14/Nov/2019
Editoriales

Cómo la internacionalización puede salvar una empresa

Tras la globalización, la internacionalización se ha convertido en una estrategia base para que las empresas puedan sobrevivir ante el panorama económico actual.
 
En la actualidad, los mercados cada vez son más competitivos y exigentes debido a la globalización, por lo que adaptarse a ellos y hacer crecer la marca empresarial es cada vez más difícil.

Igor Mendizabal, docente de 
Cerem, explica qué es la internacionalización y cómo aplicarla en la estrategia empresarial para conseguir que el negocio se expanda de la mejor manera posible.

La internacionalización consiste en aplicar las estrategias del mercado local en nuevos mercados. Para ello es necesario saber cuáles son las necesidades de dicho mercado y qué puede ofrecer la empresa.

Pero expandir un negocio hacia nuevas zonas geográficas no es tan simple como puede parecer a simple vista. Primero de todo será necesario realizar un análisis interno donde se analiza si la empresa está preparada para cumplir con las demandas del mercado que quiere cubrir.
 
La empresa que quiera internacionalizarse tendrá que ofrecer un producto o servicio mejorado al de su competencia.  Analizar el consumo de lo que ofrece la competencia puede ayudarte a conocer el nivel de oportunidades que existen en ese mercado.
 
Es de suma importancia realizar un plan económico y financiero que avale la estrategia de internacionalización, tomando en cuenta que los beneficios pueden ser a largo plazo y que siempre hay que trabajar con un margen financiero que permita tener la capacidad de continuar sin recibir ingresos a corto plazo.