Internacional

Estado Islámico captura territorio en manos de rebeldes sirios y se acerca a frontera con Turquía

Combatientes de Estado Islámico capturaron el viernes territorio de manos de rebeldes sirios a poca distancia de la frontera con Turquía y se acercaron a una localidad situada en una ruta clave para los suministros que reciben desde el exterior las facciones que luchan contra los yihadistas, dijo un grupo activista.

El movimiento radical ha estado luchando contra otros grupos rebeldes en esa zona desde hace varios meses. Los insurgentes, que reciben provisiones desde Turquía, lograron una importante victoria sobre el Estado Islámico el mes pasado, pero los militantes yihadistas contraatacaron y los vencieron.

Estados Unidos ha identificado la región al norte de Alepo, un importante núcleo comercial de Siria antes de la guerra, como una prioridad en la lucha contra Estado Islámico.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, entidad con sede en Gran Bretaña que hace un seguimiento del conflicto, dijo que el avance del viernes era mayor logro de Estado Islámico en la provincia de Alepo en dos años. Colocó a los yihadistas a apenas 5 kilómetros de Azaz, localidad cerca de la frontera con Turquía a través de la cual los insurgentes reciben suministros.

Estado Islámico señaló en un comunicado vía internet que había capturado varios pueblos cerca de Azaz.

La organización sin fines de lucro Médicos Sin Fronteras dijo que evacuó a pacientes y personal de un hospital en la zona, debido a que los combates se estaban acercando, y agregó que decenas de miles de personas estaban atrapadas entre la zona de fuego y la frontera sirio-turca.

Una ONG siria en el área dijo que el último avance de Estado Islámico había desplazado a 20.000 personas más hacia Turquía.

Los avances del grupo extremista del viernes le permitieron avanzar sobre el corredor de territorio en manos de los rebeldes que conecta la frontera turca con la ciudad de Alepo, la cual está dividida entre las fuerzas del Gobierno de Bashar al-Assad y los insurgentes que buscan derrocar al presidente sirio.